La importancia de la ciberseguridad en las smart cities

La importancia de la ciberseguridad en las smart cities

(Més avall trobareu la versió en català d’aquest contingut.) El auge de las ciudades inteligentes y la incorporación de tecnología en la gestión urbana ponen de manifiesto la relevancia de la ciberseguridad y la privacidad de la ciudadanía. Es imprescindible avanzar hacia un modelo de ciudad inteligente con medidas de seguridad informática para evitar ataques y tener profesionales en ciberseguridad y privacidad. En este escenario, el nuevo máster universitario de Ciberseguridad y Privacidad de la UOC es un curso en línea clave para formar profesionales especializados en el ámbito de la ciberseguridad en este mundo cambiante. Retos de ciberseguridad en las ciudades inteligentes (smart cities) Actualmente, un 55 % de la población mundial vive en zonas urbanas. Según un informe de las Naciones Unidas, se prevé que esta cifra seguirá aumentando y que en 2050 llegará a un 68 %. Además, la población envejecerá cada vez más y esto complicará las necesidades de movilidad y de servicios de atención primaria de las ciudades. Asimismo, las ciudades deberán adecuarse a las condiciones del siglo xxi: eficiencia energética, sostenibilidad, transporte, conectividad, calidad de vida, medio ambiente, democracia participativa, etc. Una de las vías para hacer frente a estos retos es tener información actualizada y verídica de lo que ocurre en las ciudades, de modo que puedan analizarse y predecirse situaciones y actuar con la máxima fiabilidad posible. Esto es lo que llamamos ciudades inteligentes (smart cities). Se trata de ciudades basadas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para construir una infraestructura interconectada que incluya los siguientes servicios: Servicios básicos para la ciudad (electricidad, agua, gas, servicios médicos, transporte, gestión de residuos, etc.).Servicios de monitorización (nivel de polución, radiaciones, luminosidad, contaminación...
El gobierno de los datos en la crisis del coronavirus

El gobierno de los datos en la crisis del coronavirus

Como suele ocurrir con las crisis, la del coronavirus muestra las fortalezas de las organizaciones y los países: en nuestro caso, la calidad y el compromiso del sistema sanitario, los hospitales, la primaria, los profesionales y, sí, también de la vigilancia epidemiológica; pero también muestra sus debilidades: la descoordinación institucional, la gestión de emergencias, los servicios sociales (en particular las residencias), la telemedicina, los sistemas de información, la cultura estadística y el gobierno de los datos. La confusión del reporte de casos, que ha ido empeorando cada vez a pesar de las buenas intenciones y profesionalidad de casi todos, es una dolorosa muestra diaria. Todos los que tienen que analizar y tomar decisiones (médicos, enfermeros, mandos intermedios, epidemiólogos, planificadores, políticos) deberían poder usar los mismos datos, de las mismas fuentes, que quieran decir lo mismo y que sean razonablemente completos y fiables. Sorprende también que en una comunidad profesional más o menos científica e informada, exista una cultura de datos tan pobre, falte conocimiento de los estadísticos básicos, su cálculo e interpretación, los sesgos o la diferencia entre incidencia y prevalencia. Nada es fácil ahora y hace falta más comprensión y paciencia. Son además temas muy áridos y técnicos y resulta lógico en todas partes el «baile de cifras», como ha mostrado aquí mismo Josep Cobarsí hace unos días. Pero veamos los criterios de manual que usamos los que nos dedicamos al estudio del gobierno de datos y comparémoslo con la situación que estamos viviendo. 1.      Información para hacer lo que hay que hacer. Los epidemiólogos necesitan series largas y modelos matemáticos complejos, que no se preparan en un día. Los gestores...

El lado humano de las iniciativas de datos

Hace ahora unos diez años que las empresas comenzaron a realizar grandes inversiones en inteligencia de negocio, luego analítica, luego big data, ahora inteligencia artificial. Los proyectos de datos continúan siendo el principal destino de la inversión en tecnología. Muchas empresas han aumentado sus plantillas de analistas e ingenieros y han creado estructuras o posiciones específicas, como la de Chief Data Officer o la de Chief Analytics Officer. Se va confirmando el pronóstico de que la gestión de datos es una nueva función empresarial, como lo fueron en su momento la gestión de personas, el marketing o la dirección de sistemas de información. Fuente: Shutterstock Sin embargo, los resultados alcanzados, según todas las encuestas, están muy lejos de los objetivos que se pusieron, de las expectativas creadas y de los retos que se enfrentan. Las mayores dificultades no son tecnológicas ya, sino que tienen que ver con los liderazgos, las personas y la famosa cultura. La versión digital de la Harvard Business Review ha editado un monográfico en febrero sobre “el lado humano” de la gestión de datos. Hace unos años escribimos sobre cómo son las empresas orientadas a los datos. Veamos qué sabemos ahora. 1.      Todos coincidimos en la necesidad de impulso y patrocinio de la alta dirección. Está bien. Pero yo no creo que haya que patrocinar “otra iniciativa de datos”, sino que se trata de poner los datos en las conversaciones del comité de dirección y entre sus miembros y sus equipos. Tomar decisiones basadas en los datos, cada día. 2.      Esto quiere decir reconocer problemas, hacer preguntas, buscar los datos, hacer otras preguntas y seguir buscando, en una especie de círculo (loop) que está siempre abierto. Cultura de datos es voluntad y deseo de aprender inocentemente...

Universidades orientadas a los datos

La oferta educativa en ciencia de los datos es la estrella de los últimos años: han nacido y tienen buena aceptación grados, posgrados, másters y otros formatos de inteligencia de negocio, big data, analítica o ciencia de datos. También en la UOC. Pero, paradójicamente, esto no hace que las Universidades sean organizaciones orientadas a los datos, o sea, las que explotan sistemáticamente los datos a su alcance para analizar problemas, tomar decisiones, crear modelos y algoritmos y construir productos y servicios para sus clientes. En casa del herrero, cuchara de palo. En el análisis comparado (ID G00346672), las Universidades se encuentran retrasadas con relación a la mayoría de los sectores económicos, muy lejos de las telecomunicaciones, empresas de internet, medios de comunicación o gran consumo. Sin embargo, en 2019 la necesidad de una estrategia y una cultura analítica y un mejor gobierno de los datos se ha puesto en el primer lugar de las prioridades del sector universitario. El data driven academy resume la principal tendencia en el mundo de la educación superior según Gartner (ID G00377538, ID G00377540). Según Educause, cinco de las diez mayores iniciativas tecnológicas del sector se refieren a las tecnologías de datos para conocer el «genoma del estudiante». En Agosto, las principales asociaciones de directivos y profesionales de universidades americanas publicaron un manifiesto conjunto que titulaban: «La analítica puede salvar la educación superior. Realmente.» La Universidad se puede beneficiar de los mismos usos analíticos que cualquier empresa, para optimizar o transformar sus procesos de marketing, ventas, operaciones, finanzas, personas, compras o riesgos. Es lo que se llama academic o institutional o business analytics. Pero es en el ámbito del aprendizaje...

IA: hombres y máquinas

Alan Turing se preguntaba en 1950: “¿Pueden pensar las máquinas?”. Turing fue matemático, e informático. Es el creador del primer ordenador de propósito general y el padre de la inteligencia artificial (IA). La respuesta de Turing es que las máquinas podrían pensar si los humanos aprendíamos a hablarles correctamente, aprendíamos a pensar mejor. Las tecnologías cognitivas (una colección que incluye el aprendizaje automático, las redes neuronales o el procesamiento de lenguaje natural, entre otras) utilizan habilidades de conocimiento, percepción y juicio que fueron hasta hace poco exclusivas de los humanos. En general, pueden realizar tareas específicas de forma más efectiva y rápida que las personas, debido a capacidades superiores de almacenamiento de datos de todo tipo y de cálculo automático. Estas capacidades van mucho más allá del trabajo de los robots en una cadena de montaje. La máquina es mejor para resolver problemas y realizar predicciones en situaciones estables y regulares, que se pueden entender y definir por experiencias anteriores, que permiten crear patrones. La máquina es también mejor cuando se necesita tratar grandes volúmenes de información rápidamente. Pueden jugar al ajedrez, conceder un crédito o revisar una radiografía mejor que un experto, aunque no sepan más de ajedrez o de gestión de riesgo minorista o de radiología oncológica que un experto. Por suerte, el desarrollo de la inteligencia artificial ha ido más o menos en paralelo con el del estudio de los procesos humanos de toma de decisiones, aunque curiosamente estos son menos populares. Es el trabajo de psicólogos, neurólogos, sociólogos y analistas de empresa. El juicio humano funciona mejor delante de situaciones nuevas y no repetidas, donde...

UOC Data Day – D^2 2019

Por tercer año consecutivo, desde la UOC, los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación organizan el UOC Data Day, un evento gratuito cuyo objetivo es hablar de nuevas tecnologías relacionadas con los datos. De manera exponencial, el interés en el estudio y gestión de los datos va en augmento; a nivel académico, para dar respuesta a las demandas de la sociedad y a nivel laboral, para dar solución a las necesidades de las empresas. Es por ello que la UOC organiza el UOC Data Day, un evento gratuito abierto con el objetivo de acercar el mundo de los datos a toda la ciudadanía. El próximo 15 de mayo tendrá lugar el UOC Data Day 2019 en Barcelona, en el Movistar Centre (Carrer de Fontanella, 2), de 16h a 19h horas. La programación para el vigente año es la siguiente: 16:00 – Presentación de la jornada por la Dra. Teresa Sancho, directora de programa del Grado en Ciencia de datos de la Universidad Oberta de Catalunya y miembro del grup de investigación LAIKA. 16:15 – Ciencia de para el bienestar planetario , por Ana Freire (lecturer en UPF) 16:45 – CityOS en el ayuntamiento de Barcelona,  por Yolanda Gordo (responsable de proyectos TIC aplicados en el sector público y en las Smart Cities) 17:15 – Networking & Coffee 17:45 – Análisis Crítico en la definición de las etapas de un proyecto de Machine Learning, por Jordi Font (Data Scientist en Launchmetrics) 18:15 – Ciencia de Datos aplicada a personas = People Analytics, por Marta Gascón (de PERSONPKI) 18:45 – Q&A y clausura Para asistir al evento, es necesaria una previa inscripción gratuita. ¡Os esperamos en el UOC Data Day...