La visión por computador: aplicaciones (I)

Hace poco más de un año apareció en este blog el primer artículo introductorio a la visión por computador. En él se exponían las bases del reconocimiento automático de objetos. Del mismo modo que nosotros observamos nuestro entorno con nuestros ojos, los nuevos dispositivos, dotados con cámaras que capturan imágenes en forma de matrices de números (píxels), empiezan también a observar el mundo. Existe un campo interdisciplinar que se encuentra en el crisol de varias áreas de conocimiento: la inteligencia artificial, las matemáticas, la física, el procesamiento de la señal, la robótica, la estadística y la neurociencia, y se dedica precisamente a investigar estos numeritos que cada día tienen más utilidad. Se trata de la visión. Con este artículo pretendemos iniciar una serie que poco a poco irá ofreciendo más detalles de lo que nuestras máquinas son capaces de hacer hoy en día, especialmente a nivel de aplicación. Los avances en los últimos 10 años han sido notables, estamos en un momento histórico en el que las aplicaciones empezarán a convertirse en realidades de nuestra vida cotidiana. Pero empecemos por el principio. Si tradicionalmente ha existido una aplicación histórica de la visión por computador, sin duda se trata del reconocimiento facial. Durante años, ha sido habitual que las nuevas técnicas de clasificación y detección de imágenes se apliquen primero a caras, y después a otros objetos. De hecho, las caras suponen un objeto muy especial, ya que es uno de nuestros principales canales de comunicación no verbal. Así pues, a parte de detectar caras y extraer de ellas información de identidad, también se puede extraer información del estado de...

La visión por computador: Una disciplina en auge

Las nuevas tecnologías se van incorporando cada vez más en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, el sistema de acceso a mi gimnasio tiene un control biométrico de huellas  dactilares que verifica la identidad de los socios antes de entrar. Otro ejemplo son las cámaras digitales, que actualmente ya son capaces de detectar caras de forma rápida y robusta.  Además muchas cámaras disponen de una opción que permite hacer fotos automáticamente cuando la persona a la que enfocas está sonriendo. En concreto, estas aplicaciones son hoy en día una realidad gracias a los avances de la Visión por Computador, una de las ramas de la Inteligencia Artificial que ha experimentado un mayor crecimiento en estos últimos años. La Visión por Computador es la disciplina que estudia cómo procesar, analizar e interpretar imágenes de forma automática. Estas técnicas tienen aplicaciones en muchos ámbitos, como la seguridad, la medicina,  la inspección automática, o la navegación automática. Dentro de la Visión por Computador,  la detección de objetos es uno de los temas más candentes. El problema parece sencillo: dada una imagen queremos sistemas capaces de encontrar en ella un objeto determinado, como una silla, un libro o un ordenador. Para un humano esta tarea parece algo obvio pero creedme que para una máquina no lo es en absoluto. ¿Dónde reside la dificultad?  Para entender el problema hay que pensar en cómo queda codificada una imagen digital. En general, para una máquina las imágenes son enormes cajas tridimensionales llenas de números. Concretamente, cada píxel (o punto) de la imagen queda representado con tres valores, que codifican su color como una combinación de la cantidad...