Estrategia de sistemas de información: la realidad y el deseo

La teoría clásica de la planificación estratégica de sistemas de información separa el momento de la formulación de la estrategia del momento de su ejecución o implementación. La formulación, en la definición canónica de Lederer y Sethi (1988), es el ejercicio “de proporcionar a una organización un portafolio global de activos de TI para dar soporte a sus principales procesos de negocio y facilitar su transformación, para conseguir una ventaja competitiva duradera”. (Ahora probablemente, en lugar de planificar sistemas de información, hablaríamos de construir estrategias digitales, aunque la base no es muy diferente.) Con este fin se desarrolla un conjunto de procesos formales de análisis (interno y externo), definición, priorización y descomposición, que acaban en un plan de implantación, a su vez más o menos estratégico. Es la estrategia pretendida (intended). Para su despliegue en la vida real, se crean modelos de gobierno y órganos de seguimiento, que vigilan celosamente el cumplimiento, normalmente en términos de alcance, tiempo y coste. En el lenguaje de la gestión de proyectos, un plan estratégico es un programa. Curiosamente, no es tan habitual que el seguimiento incluya también una evaluación del impacto en el negocio, que fue aquello para lo que el plan fue concebido. Lo que en algunas entradas recientes hemos llamado realización de beneficios. La otra parte de la historia es que, por diferentes razones, las cosas no resultan como se previeron y que eso no está mal. La economía, la empresa y la tecnología (la vida) cambian: aparecen limitaciones, nuevas oportunidades y amenazas y un proceso de aprendizaje de los equipos de TI y de sus clientes e interesados, que no se habían contemplado. El resultado final es una estrategia realizada...

Las diez preguntas de la estrategia

Me dicen los editores que en la blogosfera triunfan las listas de cosas clave, si es posible un número como tres, cinco, siete o diez, y en negrita. En el mundo científico, en el que paso una parte de mi vida, esto se ve con desconfianza justificada (ver por ejemplo la discusión abierta por Boynton y Zmud sobre los famosos “factores críticos de éxito” para el alineamiento entre los sistemas de información y la estrategia de negocio). Pero me animo a hacerlo, imagino que por efecto de las vacaciones. De paso, en los enlaces encontraréis algunas referencias literarias básicas y otras prescindibles al propio blog.     La idea es que, si la empresa sabe preguntar y responder una serie de cuestiones clave, será más posible establecer una estrategia de sistemas y tecnologías de la información alineada con esas respuestas. En qué negocio estamos. Como decía Levitt, si tienes una compañía ferroviaria, puedes decidir que te dedicas a manejar trenes (el producto y las necesidades de la operación) o que te dedicas a transportar personas (los clientes y sus necesidades). La miopía de muchas empresas, que hoy ya no existen, ha sido confundir sus necesidades con las de sus clientes.  Dónde competimos. Como decía Porter, la naturaleza de la competencia (quién es el líder, cómo de fuerte es la rivalidad entre los actores, el poder de los proveedores, distribuidores y clientes y las amenazas de nuevos entrantes o productos sustitutivos) determina el atractivo de un sector y permite predecir su evolución. ¿Qué, quién y cómo nos pueden echar del mercado? Cómo competimos. Como dicen Treacy y Wiersma (a partir también de...

La clonación del CIO

Clonar es, en el mundo biológico, el proceso de producir individuos genéticamente iguales a partir de fragmentos del código genético de otro individuo, o sea, sin intercambio sexual. La clonación existe desde siempre, aunque la biotecnología, la ciencia ficción, la oveja Dolly, la filosofía moral y la literatura la han puesto de moda más recientemente. Un clon es un doble, como en la novela inquietante de Saramago: la clonación trata de la identidad. Clonar es algo habitual también en informática: se empezaron a clonar discos y luego ordenadores personales y cualquier dispositivo y luego trozos de programa y programas enteros. Ahora clonamos profesionales antes de que su trabajo lo hagan las máquinas.  En mi observación, es fácil llegar a departamentos o empresas de servicios informáticos y encontrar personas que se visten, se peinan o caminan de forma parecida, cumpliendo los estereotipos de las series norteamericanas sobre la profesión. La oveja Dolly disecada en el museo de Ciencias Naturales de Edimburgo Y también clonamos, al menos metafóricamente, directivos, directivos de la informática. Si el CIO es un hombre de los proyectos y el desarrollo, tiende a fichar y premiar a gente de proyectos y desarrollo, que intentan comportarse como él. Si el CIO es un hombre de la infraestructura y los riesgos, tiende a fichar y premiar a gente de los riesgos y la infraestructura. Se me ocurre que esta actitud presenta algunos problemas. El primero tiene que ver con el viejo alineamiento entre las necesidades (no los pedidos ni los requerimientos) del negocio y la gestión de la tecnología: hay momentos para el crecimiento y la innovación y momentos...

Los Interesados

En un par de entradas recientes, el profesor José Ramón Rodríguez ha reflexionado sobre ¿Beneficios para qué? y ¿Beneficios para quién?, al tratar sobre el valor de los SI/TI. Gráfica: Una tabla tentativa de interesados En otra reciente entrada sobre COBIT 5, yo decía que: COBIT 5 —Un Marco de Negocio para el Gobierno y la Gestión de las TI de la Empresa—, entre sus 5 Principios, tiene el de que “se rige por la persecución del valor para los interesados (stakeholders)”; y que En toda organización, el órgano de gobierno es el responsable de interpretar el ‘entorno’ (mercado, competencia, cadena logística, reguladores, entorno político-económico y cultural) y el ‘interno’ (la propia organización) y, en particular, los intereses, las necesidades y el poder —cambiante— de los principales grupos de interés (stakeholders), para traducirlos en objetivos [valor a obtener] de la empresa (u organización). Me propongo reflexionar aquí sobre ‘Los Interesados’ (stakeholders) y su gestión. No hay acuerdo sobre su mejor denominación en español: ‘partes interesadas’, ‘interesados’ o ‘grupos de interés’. El concepto de ‘parte interesada’ (stakeholder) es un concepto moderno, de finales del siglo XX. El —a menudo contrapuesto— de ‘accionista’ (shareholder) tiene raíces mucho más antiguas (lo encontramos ya en las Compañías de Indias del siglo XVII, cuando diversos comerciantes y emprendedores acordaban asumir partes alícuotas en los gastos, riesgos y retornos de una o más expediciones). Entre ‘dueño’ (parcial: accionista) e ‘interesado’ ha habido toda una evolución, fruto de la cultura, el desarrollo y la diversificación, en las sociedades democráticas. Por abreviar aquí, en el siglo XX el concepto omnímodo de ‘amo’ o ‘dueño’ ha venido evolucionando a una diversidad de...

Citas sobre estrategia

He vuelto a dedicarme más últimamente a la Planificación y Dirección Estratégica de Sistemas de Información, en la docencia, en la investigación, en la consultoría. Si vale mi experiencia, las empresas e instituciones vuelven a hacer planes estratégicos por diferentes razones: Sun Tzu. The Art of War. se gasta más en informática y, por lo tanto, hay más presión y expectativas para la asignación de recursos; se está pasando la crisis (o la percepción de la crisis para algunos), y más empresas actualizan sus sistemas e infraestructuras core; las tecnologías de la transformación digital (lo social, lo móvil, la nube, la internet de las cosas, la analítica o la inteligencia artificial) crean nuevas oportunidades para los negocios; se pide al CIO un mayor papel en la estrategia y la innovación empresarial; los directivos no informáticos comienzan a involucrarse más en las decisiones de informática y no quieren dejarlas en las manos de los directivos de sistemas. Ahora el proceso no es tan formal como lo fue hace tiempo, no siempre se llama “plan estratégico”, e importa más la ejecución que el diseño estratégico: lo que se llama “la estrategia como práctica” (strategy as a practice) o strategizing. En todo caso, un documento o presentación de planificación estratégica de cualquier cosa, también de planificación de sistemas de información, necesitan al menos comenzar y terminar con alguna buena cita procedente de la filosofía, la política, la guerra, el arte, los deportes o, naturalmente, la gestión de empresas. En este y otros posts posteriores, os propondré algunas de mis favoritas. “En estrategia es importante ver las cosas lejanas como si estuviesen cerca y tomarse una...

COO: una evolución natural del CIO

Martha Heller, redactora de la revista CIO del grupo IDG, famosilla, entrenadora y reclutadora de CIOs, ha hecho una carrera de pensar todo lo que los CIOs pueden ser antes, durante, después o en vez de ser CIOs. El primer ejecutivo de la información y de la informática, el CIO (Chief Information Officer) vive frecuentemente en la ambigüedad y la frustración, emparedado entre las exigencias del control del riesgo y las promesas de la aportación estratégica al negocio. Lo llamamos “Las cien caras del CIO”, en un artículo de hace unos meses. De manera que muchos aspiran a ser otra cosa, a ser posible más sexy y actual: Chief Innovation Officers (o sea, líderes de la innovación en la empresa), Chief Digital Officers (responsables de la transformación digital), Chief Data Officers (orquestadores del gobierno de datos)… o lo que sea que facilite el acceso al comité de dirección y mejore su sueldo. Una silla vacía en la playa de Ibiza. Fotografía de Adolfo Molina en Flickr. Heller, hábil olfateadora de tendencias, le ha encontrado una nueva-vieja silla, la de director de operaciones o Chief Operation Officer.  En una entrada reciente de su blog,  que os recomiendo, Marta Heller entrevista a Phil Fasano, que fue CIO de AIG y de algunas de otras grandes compañías financieras, como Kaiser Permanente, Capital One, el Deutsche Bank o JP Morgan Chase. Fasano señala la fusión de tecnología y operaciones en los bancos y entidades financieras (ya ha venido ocurriendo en España desde hace tiempo), en las empresas industriales (con la convergenia de IT y OT en la Industria 4.0) y en las empresas puramente digitales, donde es imposible separar los procesos de negocio de...