¿Cómo son los científicos de datos? (y II)

En la primera parte de esta entrada, presentábamos las características y habilidades “duras” de un científico de datos: ¿qué hacen? ¿en qué clases de empresan trabajan? ¿qué tecnologías utilizan? Según Davenport y Patil, el científico de datos es una mezcla de hacker, científico, asesor de confianza y experto de negocio.  Los científicos de datos comparten también ciertos rasgos de la personalidad, del carácter. Gràfica: Gert Altman, Dominio Público, en Pixbay. Son críticos y curiosos. (Curiosos de curiosidad; a veces también son raros, pero no es necesario). Hacen preguntas, no se conforman con las respuestas, exploran bajo la superficie de las cosas y buscan todo el rato lo que los datos esconden. De todas las preguntas, hay una que consideran la más importante: ¿por qué? También por esto a veces pierden de vista el contexto organizativo, el problema de negocio que se trata de resolver y el grupo de trabajo en el que están integrados… No es gente muy social siempre. Les gusta el análisis y el detalle. Intelectualmente, la ciencia de los datos es un ejercicio de descomposición de un problema en piezas más pequeñas y el diablo está en los detalles. Son pacientes y perseverantes; piensan primero y actúan después. También por esto a veces les paraliza el análisis, son perfeccionistas, los datos nunca les parecen los suficientes o de suficiente calidad, el árbol no les deja ver el bosque… Pueden crear modelos y establecer predicciones. El talento analítico consiste también en clasificar y simplificar el volumen de datos, establecer patrones y elaborar pronósticos. También por ésto a veces son autosuficientes, encuentran sólo aquello que van a buscar y...

¿Cómo son los científicos de datos? (I)

Nuestro colega (y sin embargo amigo) Josep Curto lo decía hace algunos posts: “Big Data trata de dominar el dato para generar valor”. Inteligencia de negocio y Big Data tienen que ver con las tecnologías de almacenamiento y tratamiento de los datos, con técnicas y herramientas de análisis (lo que ya se llama la Ciencia de los Datos, ¿o es sólo estadística?), con un contexto organizativo que usa la información para tomar decisiones (empresas orientadas al dato) y con varias clases de profesionales: los ingenieros o tecnólogos de sistemas de datos, los científicos y analistas de datos, y los directivos y usuarios que trabajan necesariamente con datos. ¿Cómo son los profesionales orientados a los datos? Gráfica: Mushonz, CC BY-SA 4.0 Entre todos éstos, el mayor interés está ahora en los “científicos de datos”, los más buscados, los más difíciles de encontrar y los que más ganan. Los científicos de datos manejan el ciclo de gestión de los datos: entienden y ayudan a definir el problema y las necesidades de datos para resolverlo; buscan los datos y los preparan para su procesamiento; hacen el análisis mediante modelos y algoritmos y crean o mejoran los algoritmos existentes; presentan los datos de forma atractiva, comprensible y que permita tomar decisiones; y, finalmente, los almacenan y archivan de forma que permita su re-utilización. Los científicos de datos tienen que conocer e interactuar con los ingenieros informáticos que gestionan los almacenes de datos y el resto de las tecnologías de datos disponibles en la empresa. Los ingenieros proporcionan o ayudan al científico en el acceso a grandes conjuntos de datos y, cuando el científico...

Algunos problemas éticos del posicionamiento en interiores

Hace algunos meses hablamos del posicionamiento en interiores (aquí), más popularmente conocido por su nombre en inglés (posicionamiento indoor). Allí nos centrábamos en el posicionamiento basado en fingerprinting, ya que ése era el tema del simposio de que se hizo por aquellas fechas Barcelona. En esta entrada, hablaremos de un tema que salió en el simposio de Barcelona y que plantea algunos problemas que, a menudo, se olvidan cuando uno está inmerso en los objetivos técnicos: los problemas éticos y de privacidad. Si miráis en algún proveedor de mapas o ortofotos, veréis que, a menudo, hay zonas vacías o donde aparecen “nubes”, a pesar de estar el cielo despejado. Normalmente estas nubes se han puesto artificialmente para tapar instalaciones sensibles (sí, ya sabemos dónde están, pero al menos no se ve cómo están distribuidas por dentro).  Otras veces, hay países enteros que no están en el mapa (dejo a vuestra imaginación adivinar alguno). Este problema se presenta también en el posicionamiento en interiores. Lo primero que hay que tener en cuenta es que para conseguir la posición en un edificio es imprescindible disponer del plano del edificio o, al menos, de la planta del edificio donde queramos el posicionamiento. Además si lo que queremos es que los usuarios puedan orientarse y navegar por el edificio, tendrán que tener información del plano en el dispositivo que usen para ello (bueno, también se les podrían dar las indicaciones sin distribuirles el plano, al estilo de cómo guía Morpheo a Neo al principio de Matrix, pero no queda tan bonito). Este plano es relativamente fácil de conseguir en centros comerciales públicos, pero...

Management para los informáticos, gestión de la informática para mánagers

Hemos inagurado una nueva categoría en el blog, que hemos llamado Management, mientras se nos ocurre una idea mejor. En una primera tacada, o sea, sin hilar muy fino, ya nos han salido 124 entradas a lo largo de estos cinco (¡cinco!) años, o sea una de cada cuatro. Seguramente, lo que queríamos decir es que hoy en día, al menos en el espacio de las empresas y organizaciones, “IT management is about management” o, lo que es más fuerte, “IT is not about IT“. Esto vale para los informáticos, que en la práctica y en su mayoría no construyen artefactos, sino que gestionan recursos, dirigen equipos y proyectos o sirven a clientes. Pero también para los no informàticos, en especial los mánagers, que ya no pueden hacer su trabajo sin la informática y sin la colaboración con los informáticos. La sabiduría digital en la empresa es la condición para capturar los beneficios potenciales de las máquinas. En la UOC, algunos cursos de competencias de informática y de gestión de la informática se han ido exportando o rediseñando para escuelas muy diferentes, como los Estudios de Empresa, de Información y Comunicación, la Business School, los estudios de Derecho, de Psicología o de Salud, al menos. Una colega de los estudios de Economía y Empresa me sugirió la idea de poner juntas las cosas de dirección de sistemas de información publicadas aquí. En realidad, salvo algunos temas muy abstrusos, que yo tampoco entiendo, la verdad, a casi cualquier lector le deberían interesar los contenidos del blog sobre inteligencia artificial, ingeniería del software, bases de datos, movilidad, quizá los juegos y,...

La importancia de la Historia de la Informática

Se han ido Prince, Bowie, Lou Reed. Y algún día, mal que nos pese, lo harán los Coen, Springsteen, Jagger… ¿Os suenan? Este año también ha fallecido Wesley Clark, por ejemplo. ¿Os sonaba? 2011, un año fatídico para la historia de la informática, se recordará como el año en que falleció Steve Jobs. Pero también es el año de las muertes de John McCarthy, Jean Bartik, Dennis Ritchie o Paul Baran, por ejemplo. ¿Os suenan estos? Clark diseñó el primer ordenador personal. Bartik fue una de las programadoras originales del ENIAC. McCarthy fue el padre de la tan de moda inteligencia artificial. Ritchie, quizá el más conocido de este grupo, coinventó el lenguaje C y fue pieza clave del nacimiento de Unix. A Baran le debemos muchas de las innovaciones que nos dieron las redes informáticas. Y algún día se nos irán los Cerf, los Kay, los Metcalfe…. Nos acordamos de Jobs y todo el mundo conoce a Gates y a Zuckerberg, sí (como mínimo estos dos últimos programaron lo suyo en su momento, especialmente Gates, pero a pesar de su fama ninguno de ellos ha hecho ninguna gran aportación técnica a la historia de la informática). También es conocido Alan Turing (gracias a una película que, por cierto, es lamentable desde el punto de vista histórico, ya hablamos de ella por aquí en su momento). Pero el imaginario popular de la informática va muy poco más allá, desafortunadamente. De Claude Shannon (este año se celebra su centenario) o Grace Hopper (inventó el compilador, y también le hemos dedicado algún espacio en este blog) se acuerdan pocos, muy pocos....

Cómo verificar quién es Satoshi Nakamoto

Versió en català Una de las múltiples ventajas que tiene la criptografía es que permite minimizar la confianza que las diferentes partes de un protocolo tienen entre ellas cuando se ejecuta, asegurando, al mismo tiempo, que todo el mundo habrá actuado correctamente. En ocasiones, no sólo se consigue minimizar la confianza entre las partes sino que incluso se puede eliminar totalmente, creando sistemas en los que el correcto funcionamiento de los usuarios se garantiza gracias a que la confianza en el sistema no recae en puntos concretos (que podrían ser deshonestos) sino que queda distribuida entre todos los participantes del sistema. No es exagerado decir que el máximo exponente puesto en práctica de estos tipos de sistemas es el de la criptomoneda Bitcoin. Justamente, el carácter distribuido de su modelo de confianza es una de sus fortalezas puesto que no hace falta que sus usuarios confíen en ninguna entidad concreta para usarlos. Entender este hecho hace incomprensible que se continúe cayendo en el error de apoyarse en círculos reducidos de confianza para verificar la identidad de Satoshi Nakamoto, pseudónimo utilizado por el creador de los bitcoins. Esto es lo que le ha pasado a la BBC con la identificación de Craig Wright, identificación que se verificó bajo un secretismo que, paradójicamente, la criptografía en ningún caso justifica. Así pues, gracias al hecho que la identidad de Satoshi Nakamoto va ligada a una moneda que puede funcionar sin ninguna autoridad de confianza, parece obvio que la identidad de Satoshi también se tiene que poder verificar sin ninguna autoridad de confianza. Y evidentemente, así es. De todas maneras, antes de explicar...