Registros, ordenadores y los derechos de los ciudadanos

View this post on Instagram 1973 cover from MIT Press, found in the 2017 book Muriel Cooper. @mitpress #murielcooper #mitpress #bookcover A post shared by Julian Montague (@montagueprojects) on Nov 11, 2018 at 8:56am PST A veces te encuentras información donde menos te la esperas: como referencias a un libro sobre las implicaciones de la informática sobre los derechos ciudadanos… de 1973 en una cuenta de Instagram dedicada al diseño de portadas de libros (muy recomendable, por otra parte). Y es que cuando la informatización de la administración era poco más que un proyecto, ya había quien se preocupaba (con razón) sobre qué iba a representar esto para nuestros derechos. El libro, que editó en su momento MIT Press, como podréis imaginar, es difícil de encontrar en papel… pero la magia de Internet hace que leerlo hoy, sea, de hecho, fácil, afortunadamente. El informe se elaboró bajo la supervisión y coordinación de Willis Ware, al que Wikipedia presenta como pionero de la informática y la privacidad, crítico social de las políticas de la tecnología y uno de los fundadores del campo de la seguridad informática. Desde el “Comité Especial Asesor sobre Sistemas Automatizados de Datos Personales” que lideraba por aquel entonces se lanzó al año siguiente la Privacy Act of 1974 que, entre otras cosas, introducía un “Código de Práctica de Información Justa” que “gobierna la recolección, mantenimiento, uso y diseminación de información personalmente identificable sobre individuos mantenida en sistemas de registros de las agencias federales” de Estados Unidos. Y es que al menos parte de los problemas que nos tenía que traer la sociedad de la información no...

Implicaciones de la sostenibilidad, según las Agenda 2030, en la Ingeniería y la Tecnología

(Trobareu la versió en català més avall) Continuando con la reflexión iniciada en un anterior post, nos gustaría profundizar sobre de qué manera, y hasta qué punto, la noción de desarrollo sostenible presentada en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, aprobada por unanimidad de los países representados en esta organización, ha de influir en la práctica profesional de las ingenierías y en la formación que se ofrece en los grados y postgrados de estas especialidades. Resulta evidente que unos cuantos de los diecinueve Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se presentan en la Agenda 2030 afectan directamente las actividades de las ingenierías, y que ellas tienen un compromiso ineludible con el bienestar y el progreso de las sociedades a las que sirven. En cambio, no es nada claro si los principios y los paradigmas que rigen las ingenierías en la actualidad son los más adecuados para contribuir, a través de las actitudes que adoptan y las opciones que eligen en cada momento, a la consecución de los ODS. Esta duda atañe también a la formación universitaria de los futuros profesionales de las ingenierías, dado que su actuación posterior dependerá, en buena medida, de lo que hayan aprendido e interiorizado a lo largo de los cursos de formación superior que han seguido. La hipótesis a contrastar es que, a través de la noción de desarrollo sostenible en los tres aspectos que lo integran, social, económico y medioambiental, las ingenierías no tan sólo tienen la oportunidad de revisar críticamente cuáles son hoy día sus responsabilidades sociales y cuál es la mejor manera de responder a ellas, sino que es ineludible que adopten...

Linus Torvalds y el lado humano del desarrollo de software

Recientemente, una noticia impactante ha sacudido el ámbito tecnológico: Linus Torvalds se retira temporalmente del desarrollo del kernel de Linux. El “dictador benévolo” que coordinaba el proyecto desde sus orígenes deja el trono. Y algo más: pide disculpas por el tono de sus críticas. Las diatribas de Torvalds son míticas, legendarias (aquí algunos ejemplos). El tono de sus mensajes era ácido clorhídrico mezclado con dinamita. ¿Por qué decir “no me parece una buena idea” cuando puede decirse “tu código es una basura”? La lista de damnificados por Torvalds parece no tener fin, desde desarrolladores a grandes empresas del sector tecnológico. La situación recuerda a un personaje de una famosa serie televisiva: House. El protagonista, el Dr. Gregory House es un médico brillante marcado por un problema de salud que le causa un dolor crónico en la pierna. Este dolor ha afectado a su carácter, convirtiéndole en una persona cínica y amargada. A causa de ello, en sus relaciones con sus colegas y pacientes, el Dr. House muestra una sinceridad brutal y una absoluta falta de tacto o preocupación por si ofende a los demás. Sin embargo, gracias a su inteligencia, conocimientos y experiencia consigue resolver casos irresolubles para el resto de médicos. Por eso, muchos colegas y pacientes toleran y excusan su forma de ser y sus modales. “¡Está salvando vidas!” es el mantra habitual usado para pasar por alto la enésima salida de tono de House.   House es el arquetipo de lo que en inglés podríamos denominar “brilliant jerk”, un tipo de personaje que también aparece en otras series como “Sherlock”. En esa serie, la policía no soporta al detective, pero se...

Se celebra la 2ª Jornada UOC Industria 4.0

(Trobareu la versió en català més avall) El pasado jueves 20 de septiembre por la tarde (de 17 a 20 horas) los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación (EIMT) de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) y la Escuela Politécnica Superior del TecnoCampus (ESUPT), centro adscrito a la Universidad Pompeu Fabra (UPF), organizaron la 2ª Jornada UOC Industria 4.0 en el espacio Movistar Center de Barcelona. El evento contó con la participación de 6 ponencias de empresas de diferentes sectores que presentaron su visión, tanto tecnológica como de gestión del talento, en el ámbito de la Industria 4.0. Y como una imagen vale más que mil palabras, a continuación os dejamos los diferentes vídeos de las presentaciones para que las podáis visualizar en diferido: From digital 3D models to 3D printed physical parts: A software perspective, a cargo de Annarosa Multari, HP Inc. Tecnologías para la transformación digital de la industria, a cargo de Eduard Contijoch, T-Systems. Engineering the IoT with Amazon AWS, a cargo de Richard Barry, Amazon Web Services. Robótica colaborativa avanzada desarrollada en Barcelona, a cargo de Carlos Vivas, PAL Robotics. El futuro de Internet de las Cosas en el ámbito industrial, a cargo de Lluís Moreno, Beckhoff. Pull innovation… y cómo potenciar el desarrollo de talento, a cargo de Jorge Claramunt, SEAT. En caso de que os hayan interesado los contenidos de la jornada y queráis profundizar más en el mundo de la Industria 4.0, aprovechamos para recordaros que el próximo 17 de octubre comienza la 2ª edición del Máster en Industria 4.0 organizado conjuntamente por los EIMT/UOC y la ESUPT/UPF. Además, como asistentes virtuales de la...

¿No sabes programar? Ya es hora de que aprendas

Mires donde mires, el software está en todas partes Si los ordenadores ya están en todas partes, nada hacer pensar que no lo estarán en el futuro. ¿Quieres dedicarte a la agricultura? ¿al entretenimiento? ¿prefieres trabajar en una fábrica? ¿mejor en una oficina? Sea lo que sea, tendrás que interactuar con un ordenador (o una máquina que contenga uno) y, dentro de él, habrá un software programado por alguien. Nuestro mundo es cada vez más dependiente de las aplicaciones software. Así pues, entender cómo se crea el software (es decir, saber programar) te permite entender y usar mejor (casi) todo lo que te rodea. De igual manera que nos interesamos por la composición de los alimentos que consumimos (p.ej. cuántas calorías tiene, cuál es el origen de los ingredientes, etc.), ¿por qué no interesarnos también por cómo está hecha una app o una web? Tener este interés y conocimiento nos permitiría ser exigentes y críticos con todo el software con el que interactuamos, al igual que lo somos con los alimentos que comemos. Hoy en día, la mayoría de las personas se limita a aceptar el software con el que interactúa, no se plantea si está bien o no, si puede ser mejor o no, etc. Esta aceptación ciega seguramente se deba a la falta de un aprendizaje en esta materia. Un deporte llamado programar Programar es como practicar un deporte o como tocar un instrumento. Para dominarlo debes entrenar/ensayar. Así pues, cuantas más horas le dediques, mejor serás. Como se suele decir, a programar se aprende programando. Y como cualquier deporte o instrumento, se puede practicar desde temprana...

¿Es la gestión de proyectos un mito? (y II)

Mi post anterior ha merecido dos comentarios aquí, muy bien argumentados y escritos y cuya lectura os recomiendo, se ha difundido en alguna red y me han llegado directamente otras reacciones y ningún hate, al menos público. Dejadme seguir un rato el análisis antes de escribir propuestas o caminos de mejora en otra entrada y antes de irnos de vacaciones, promise.  Freepik 1098259 El alcance y el valor. Los jefes de proyecto y quienes los controlan viven obsesionados por el alcance y esto les pierde. El alcance es una lista de requisitos y también dos huevos duros (como decía Marx, Groucho). No tiene que ver frecuentemente con ninguna clase de valor o beneficio para el negocio, más allá de la comodidad pasajera de un usuario… a quien nadie se atreve a contradecir. ¡Y no es el valor ganado! El famoso valor ganado es un engendro que mide el trabajo ejecutado contra el presupuesto aprobado, pero no mide el valor aportado o recuperado de una inversión en informática. El proyecto y las otras cosas. A mí me parece que, como en todas las comunidades, la cofradía de la gestión de proyectos decidió que el proyecto tenía una lógica propia, separada de lo que pasa en la empresa, de lo que el cliente hace o tiene que hacer y de lo que ocurre en el resto del departamento de informática. Esta resulta una opción más segura y, si algo sale mal, siempre se puede culpar a otros. Las metodologías, y lo escribe un autor de metodologías, tienen efectos colaterales. Una mejor metodología o un reporting más completo o mayor número de herramientas y artefactos no hará mejores productos… y es...