Estadística: definiciones y aplicaciones

(Trobareu la versió en català més avall) La estadística es una rama de las matemáticas que está presente en muchos planes de estudio. En este post veremos definiciones formales, repasaremos sus orígenes y su evolución, y destacaremos su papel en el mercado laboral y en la política. Finalmente, os comparto mi top 10 de series, películas y TED talks donde la estadística tiene un rol significativo. ¡Animaros a hacer contribuciones en los comentarios! The World of Statistics proporciona las siguientes definiciones: es la ciencia que nos permite aprender de los datos; es la teoría y los métodos para extraer información de datos observacionales para resolver problemas del mundo real; y es la ciencia de la incertidumbre. El término alemán Statistik fue introducido originalmente en 1749 por referirse al análisis de datos del Estado. Los inicios de la estadística estuvieron especialmente ligados a la demografía (e.g., haciendo censos para conocer la riqueza, la producción, y el número de habitantes de un territorio, lo cual es imprescindible para planificar guerras, grandes construcciones, etc). En el siglo XIX el término estadística adquirió el significado de recolectar y clasificar datos. Muchos trabajos de probabilidad surgieron en el siglo XIX, aunque los primeros datan del siglo XVII. En el siglo XX hubo contribuciones importantes en regresión, salud pública, econometría, diseño de experimentos, etc. La informática ha impulsado el crecimiento de la estadística en las últimas décadas. Actualmente, la estadística constituye uno de los pilares fundamentales de muchas disciplinas modernas como son la minería de datos o el business intelligence, entre otros. ¿Qué factores concretos explican este crecimiento? Hay muchos y están bastante relacionados. Los más populares...

Uso de RFID en la industria

Ahora que estamos en plena época de rebajas será muy habitual que, antes de decidirnos por comprar (por ejemplo) una prenda de vestir u otra, comprobemos el precio online en el móvil y su disponibilidad en una tienda, antes de pasarnos a comprobar cuál es nuestra talla exacta. Conocer en tiempo real la disponibilidad de un producto en una tienda es posible gracias a la tecnología RFID. Pero ¿qué es exactamente la tecnología RFID? La tecnología RFID (del acrónimo en inglés Radio Frequency IDentification) es un sistema de comunicación compuesto por un equipo lector, una o varias etiquetas, y opcionalmente un sistema de información para la gestión del sistema. El equipo lector inicia la comunicación enviando una señal a la que responden las etiquetas en el rango de comunicación, “identificándose” mediante un código único almacenado en la etiqueta. Existen diferentes tecnologías RFID (EPC, NFC, etc.). Éstas se pueden clasificar por el tipo de energía (activas o pasivas), o por la banda frecuencial de funcionamiento. En este artículo nos centraremos en la tecnología UHF pasiva, también conocida como EPC Gen2. Es decir,  funcionando en la banda UHF (entre 860 y 960 MHz en función del país de funcionamiento) y sin baterías (el lector proporciona energía que las etiquetas reflejan en parte en forma de respuesta). La particularidad de esta tecnología reside en la simplicidad de las etiquetas, compuestas por una antena y un chip muy simple, lo que reduce su coste a unos pocos céntimos, convirtiéndola en un estándar de facto en la industria. La simplicidad de las etiquetas permite su funcionamiento con muy poca potencia, lo que es muy...

Usos avanzados de la Inteligencia Analítica en Sanidad

En su introducción al compendio Analytics in Healthcare and the Life Sciences, Dwight McNeill, llama la atención sobre la ironía que representa que, en un sector fundado en la investigación masiva sobre el origen y el tratamiento de las enfermedades y donde los profesionales son gente bien formada y entrenada, la cultura de los datos no está bastante extendida ni entre los clínicos ni entre los gestores. Hace unos años, el famoso estudio de McKinsey sobre Big Data en Sanidad también mostraba la disparidad entre el potencial y la realidad. En la adaptación del modelo Delta de madurez analítica que ha hecho Tom Davenport con el HIMSS, la mayoría de los hospitales se sitúa en el estadio 2 de 5, o sea el de la inteligencia de negocio localizada en los informes financieros y de actividad. [gview file=»http://informatica.blogs.uoc.edu/wp-content/uploads/2018/12/Usos-avanzados-BI-en-sanidad.pdf»] Fuente: Cortesía de Althaia Xarxa Assistencial de Manresa, a partir de Jason Burke (2013) He trabajado en los últimos años con varios grupos sanitarios y nos ha costado casi siempre encontrar ideas, proyectos y liderazgos que vayan más allá del reporting tradicional, de la epidemiología clásica o de problemas operativos que se resuelven mejor con los sistemas de gestión transaccionales (los ERP, ciertamente, no son muy inteligentes y entonces es lo que pasa). Nos referimos a todo ésto en un post anterior. Es verdad que las cosas van mejorando. Quizá el modelo teórico basado en «estadios», que conduce a la melancolía, deba superarse. Por ejemplo, a partir del marco de trabajo formulado por Jason Burke, que fue el líder de SAS para el sector sanitario y uno de los mayores expertos en esta materia,...

Modelos de agilidad en escala

Scrum es probablemente la aplicación más conocida de los principios de agilidad en la construcción de software y en otros ámbitos de conocimiento y de práctica. De hecho, scrum nació a finales de los 80 en el mundo del marketing y del desarrollo de producto. En TI, algunos de los fundadores de scrum fueron parte del grupo que publicó el Manifiesto Ágil. La idea es conocida: cada incremento o mejora de producto (product increment) se puede descomponer en ciclos de desarrollo menores (sprints) de los que se ocupa un equipo pequeño de participantes de diferentes procedencias, incluido el cliente, situados en el mismo espacio físico y dedicados de forma intensa y entusiasta. El despliegue es incremental e iterativo y el resultado siempre es imperfecto, pero se puede poner en producción rápidamente. Algun0s otros artefactos y roles de scrum, como el product owner, el backlog, las reuniones cortas diarias, el scrum master, las retrospectivas y los papelitos pegados en una pizarra forman parte ya del instrumental de la producción de sotware en cualquier parte. Presentación a alto nivel de los artefactos de SAfe Scrum funciona bien en esfuerzos donde el alcance es abierto y los requerimientos pueden cambiar frecuentemente. Va mejor con equipos y proyectos no muy grandes y que no requieran un gran número de interdependencias o integración con otros proyectos o con aplicaciones heredadas (legacy). Funciona mejor con perfiles relativamente homogéneos de desarrolladores acostumbrados a trabajar así. Es una organización muy plana, sin jerarquías ni grandes especialidades. Requiere  una cultura organizativa propicia y tiene una curva de aprendizaje, pero no es dramático. Puede ser bonito, excitante, divertido y los resultados, en general y bajo las condiciones anteriores, pagan. En las circunstancias que hemos descrito, scrum se...

Los productos de TI en la era digital (y II)

El proyecto no ha muerto. Ágil lo ha cambiado todo. La combinación de Ágil y Lean permite potencialmente escalar la agilidad desde proyectos pequeños y auto-contenidos al nivel de la organización de los departamentos de informática y de toda la empresa. A introducir estas ideas dedicamos la primera parte de este post. Seguimos ahora.     7. Los departamentos de TI construyen y mantienen productos y servicios, que sirven a las necesidades de grupos de clientes internos o externos. Esos chismes son flujos de creación de valor para diferentes negocios o procesos empresariales. La creación de un nuevo producto o la sustitución por entero de uno existente tiende a ser un proyecto, pero eso pasa sólo algunas veces. Se podría decir que un proyecto es una parte de un flujo de producción o, a veces, un flujo de producción en sí mismo. El flujo de creación de valor representa la transformación de unas necesidades, convenientemente priorizadas, en unos productos para unos clientes. El flujo de producción tiene que asegurar: 1) el conocimiento y la comprensión profunda de las necesidades muy variadas de un cliente (qué hay que hacer), 2) su valoración y cualificación estratégica y económica (por qué hay que hacerlo y por qué haremos ésto en vez de otra cosa), 3) el diseño, construcción y aprobación del producto de acuerdo con las capacidades existentes (cómo y cuándo lo haremos), 4) la entrega y puesta en producción en todo o en partes y 5) el mantenimiento y protección de los activos creados. 8. Desde un punto de vista, este proceso se puede ver como una máquina, una fábrica, una cadena de...

Los productos de TI en la era digital (I)

Mis posts veraniegos sobre el ocaso de la gestión de proyectos, deliberadamente provocadores, se leyeron bastante y se copiaron en las redes. Lectores y colegas no mostraron desacuerdo, pero me pidieron aclaraciones y avenidas de solución: then, what? Como Hamlet, vivo en las preguntas y tengo más dudas que respuestas. Pero voy a intentar en este y otros posts compartir lo poco que sé o que sabemos, a partir de la experiencia y la literatura profesional y científica. Los proyectos siguen teniendo sentido. Son la mejor, probablemente la única, manera de hacer cosas diferentes de las que hacemos cada día, de poner en tensión la organización para construir cosas nuevas, únicas y transformadoras, que tengan sentido estratégico y económico, rompiendo los silos organizativos. Necesitamos organizaciones orientadas, apasionadas por los proyectos. Necesitamos también modelos, herramientas y profesionales expertos en proyectos. Podemos pasar de cofradías, burocracias y certificaciones, pero no podemos prescindir de gente con la mano rota de reunir personas y capacidades diferentes y hacer que trabajen juntas para construir puentes, fábricas de coches o productos de software. Ni podemos prescindir de lo que hemos aprendido en casi un siglo de práctica profesional. Ágil lo cambió casi todo. Ágil, que pronto cumplirá treinta años, ni es ni se pensó como un modelo integrador y sistemático para construir programas y mucho menos para gestionar proyectos, sino como un repositorio de ideas, principios y prácticas inventados por los propios desarrolladores para hacer su trabajo (¡desarrollar software!) más efectivo, valioso y divertido. Los valores y principios de ágil han impregnado (para bien) la gestión de proyectos, en la informática y en la empresa....