La revolución del posicionamiento en interiores

Desde hace más de 15 años la comunidad científica ha tratado de desarrollar mecanismos de localización precisa en interiores usando sistemas de comunicación inalámbricos. La localización precisa en interiores es un habilitador de numerosas aplicaciones en casi todos los sectores, desde la logística, la gestión de inventarios y activos, la delimitación de áreas o la seguridad de personas. Uno de los mayores focos de investigación en el ámbito de la localización ha sido el uso de la potencia de señal recibida (Received Signal Strenght Indicator– RSSI) como estimador de la distancia. Existen miles de trabajos que documentan y evalúan el posicionamiento en interior usando la RSSI y en muchos casos combinándolo con otras métricas, por ejemplo, la fase de la señal recibida, o aplicando técnicas como la triangulación o los filtros de Kalman que permiten mejorar la precisión del mecanismo. En la mayoría de resultados que podemos observar, sin embargo, la precisión obtenida es decepcionante, en casos ideales mayor a un metro y en la mayoría de casos realistas los errores son mayores al 30% de la distancia entre balizas. Es sabido que la potencia de la señal decae con la distancia, pero factores como el fading y el multipath introducen una variación no despreciable en las medidas. Estas variaciones son incontrolables, permanentemente cambiantes y dependen del entorno. Formas más precisas de medir distancia son posibles, sin embargo, requieren modificaciones en la microelectrónica de las radios y por lo tanto aumentan la complejidad de los diseños y su coste. Una forma precisa de determinar distancias es a través de medir el tiempo de vuelo de una onda electromagnética. Esta...

¿Salvarán las aplicaciones web progresivas a Huawei?

A estas alturas todo el mundo sabe que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, aderezada con las sospechas de espionaje que ha vertido Estados Unidos contra Huawei (y sobre cuya veracidad, desafortunadamente, no podemos decir gran cosa) ha puesto en la mirilla de la administración Trump a la empresa china, que se puede quedar sin todos sus partners estadounidenses (y otras compañías, como ARM que, a pesar de su origen británico y su capital japonés de momento han cortado vínculos con Huawei). Y si no estáis al corriente, desde los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación hemos intentado explicarlo desde medios como Cinco Días o El País Retina. Si no cambia el viento, los futuros móviles de Huawei pueden seguir usando AOSP —la capa de código abierto de Android— pero se quedan sin Google Play Services, el paquete de APIs (absolutamente propietarias) que ofrece Google a los desarrolladores para ofrecerles servicios de log in, geolocalización, guardar la información de partidas de videojuegos, pagos y un sinfín de otras opciones. Y una buena parte de las aplicaciones que encontramos en Google Play (la tienda de aplicaciones de Google, que también perderán los próximos modelos de Huawei) hacen uso de esos Play Services. ¿Progressive web apps? Las aplicaciones web progresivas (o PWAs, por sus siglas en inglés) son aplicaciones web (y por tanto, construidas con HTML, CSS y JavaScript, más las tecnologías de servidor que se consideren más convenientes) que se aprovechan de las capacidades que han ido añadiendo los navegadores en los últimos años para acercarse cada vez más a las funcionalidades de una aplicación nativa. ¿Qué permiten...

Google rompe relaciones comerciales con Huawei

Huawei no podrá actualizar más las versiones de Android y otras aplicaciones móviles. A partir del 19 de agosto, las empresas norteamericanas no podrán mantener relaciones comerciales con la marca china de móviles Huawei. Este nuevo escenario viene como consecuencia del gobierno de Donald Trump y de su ya más que evidente guerra comercial con algunos países, como es el caso de China. Analizamos la situación actual y los posibles escenarios que puedan ocurrir en el futuro con el profesor de la UOC y director del máster universitario en desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles, Carles Garrigues. ¿Qué ha ocurrido entre Google y Huawei? El gobierno de los Estados Unidos, encabezado por el presidente Donald Trump, ha decidido que las empresas norteamericanas, como es el caso de Google, no continúen manteniendo relaciones comerciales con la marca de móviles Huawei. Como consecuencia de esta nueva situación, Google ha anunciado que a partir de ahora, su versión de sistema operativo Android no la podrá licenciar más a Huawei. ¿Qué ha ocurrido entre Google y Huawei? ¿Qué consecuencias se desprenden de la situación actual? El problema más importante al que se enfrenta Huawei en este momento es que otras empresas, como Facebook, rompan también sus relaciones comerciales; el primero en dar el paso ha sido Google pero es muy probable que no sea el único. A partir de ahora, Google no permitirá que sus aplicaciones se actualicen en los dispositivos Huawei. Como consecuencia, una de las soluciones es que la marca China desarrolle un sistema operativo propio, al margen de Android. Pero dicho sistema operativo y su tienda de aplicaciones partirían casi...