El Mobile World Congress, a posteriori

El Mobile World Congress tuvo lugar en Barcelona a finales de febrero y desde los EIMT nos preguntamos ¿qué ha quedado de todo aquello? ¿Cuáles han sido las novedades que marcarán las líneas de innovación de cara al futuro? ¿Y lo que más ha impresionado al público? Hablamos con Carles Garrigues, profesor de la UOC y director del Máster en Universitario en Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles. El mundo del motor Comenzamos con los automóviles, uno de los protagonistas cada año en el Mobile World Congress. ¿Qué novedades nos han traído este año? Pese a que todos los fabricantes están mirando al futuro con el 5G, realmente hubo pocas novedades; un ejemplo es que siguen con el mismo nivel de conexión de siempre, el nivel dos. Además, la idea que hay detrás de los coches presentados es la misma año tras año: ayudar al conductor con una buena conducción. ¿Qué significa esto? Que por ejemplo hay un dispositivo en el vehículo que reconoce cuando el conductor se está durmiendo y hace que el coche se pare. Otro ejemplo es dotar al vehículo de dispositivos para reconocer las constantes vitales del conductor: presión arterial, ritmo cardiaco, etc. Esto último lo ha presentado Mercedes en sus vehículos. La marca SAP presentó un coche modular, un producto híbrido cuya estructura se podía transformar según las necesidades de cada uno. Pese al avance, aún está lejos la realidad del coche autónomo; hacen falta tantas empresas de por medio y tantos procesos tecnológicos, además del tema legal, que el coche autónomo aún se hará esperar unos cuantos años más. Una marca de automóviles...

¿Cómo ha evolucionado el smartphone en 2018?

¿Aunque ya hace tiempo que el mundo de los smartphone no ofrece cambios revolucionarios, es cierto que poco a poco se van haciendo pequeños avances. Para aquellos que durante el último año no habéis estado atentos a las últimas novedades en tecnología smartphone, en esta entrada hacemos un repaso de algunos de los cambios más destacados. De éstos, algunos posiblemente representan una tendencia clara para el futuro. Otros quizá acabarán su vida en breve. Buena parte de las novedades tienen como culpable el móvil sin marcos. Hace ya mucho tiempo que se instauró la tendencia de reducir al máximo los marcos del teléfono, de tal forma que el frontal sea casi todo pantalla. Esta tendencia no ha sido algo precisamente menor, puesto que ha representado uno de los mayores retos tecnológicos para los diseñadores de teléfonos móviles. Si la parte frontal del teléfono es ocupada exclusivamente por la pantalla, los diseñadores tienen que encontrar la manera de colocar en el terminal elementos básicos como el lector de huellas o la cámara frontal. Esto ha traído numerosas innovaciones, algunas de ellas tan complejas como la aparición del notch y el uso del reconocimiento facial para desbloquear el teléfono. En este sentido, en el último año hemos visto cómo va madurando una nueva tecnología que permite incorporar el lector huellas bajo la pantalla. Lector de huellas bajo la pantalla El clásico patrón de pantalla o PIN de desbloqueo fue sustituido hace años por algo bastante más seguro: el lector de huellas. Este se situó en la parte delantera de los terminales (situarlo en el lateral o detrás parece menos cómodo), pero...

Linus Torvalds y el lado humano del desarrollo de software

Recientemente, una noticia impactante ha sacudido el ámbito tecnológico: Linus Torvalds se retira temporalmente del desarrollo del kernel de Linux. El “dictador benévolo” que coordinaba el proyecto desde sus orígenes deja el trono. Y algo más: pide disculpas por el tono de sus críticas. Las diatribas de Torvalds son míticas, legendarias (aquí algunos ejemplos). El tono de sus mensajes era ácido clorhídrico mezclado con dinamita. ¿Por qué decir “no me parece una buena idea” cuando puede decirse “tu código es una basura”? La lista de damnificados por Torvalds parece no tener fin, desde desarrolladores a grandes empresas del sector tecnológico. La situación recuerda a un personaje de una famosa serie televisiva: House. El protagonista, el Dr. Gregory House es un médico brillante marcado por un problema de salud que le causa un dolor crónico en la pierna. Este dolor ha afectado a su carácter, convirtiéndole en una persona cínica y amargada. A causa de ello, en sus relaciones con sus colegas y pacientes, el Dr. House muestra una sinceridad brutal y una absoluta falta de tacto o preocupación por si ofende a los demás. Sin embargo, gracias a su inteligencia, conocimientos y experiencia consigue resolver casos irresolubles para el resto de médicos. Por eso, muchos colegas y pacientes toleran y excusan su forma de ser y sus modales. “¡Está salvando vidas!” es el mantra habitual usado para pasar por alto la enésima salida de tono de House.   House es el arquetipo de lo que en inglés podríamos denominar “brilliant jerk”, un tipo de personaje que también aparece en otras series como “Sherlock”. En esa serie, la policía no soporta al detective, pero se...

¿No sabes programar? Ya es hora de que aprendas

Mires donde mires, el software está en todas partes Si los ordenadores ya están en todas partes, nada hacer pensar que no lo estarán en el futuro. ¿Quieres dedicarte a la agricultura? ¿al entretenimiento? ¿prefieres trabajar en una fábrica? ¿mejor en una oficina? Sea lo que sea, tendrás que interactuar con un ordenador (o una máquina que contenga uno) y, dentro de él, habrá un software programado por alguien. Nuestro mundo es cada vez más dependiente de las aplicaciones software. Así pues, entender cómo se crea el software (es decir, saber programar) te permite entender y usar mejor (casi) todo lo que te rodea. De igual manera que nos interesamos por la composición de los alimentos que consumimos (p.ej. cuántas calorías tiene, cuál es el origen de los ingredientes, etc.), ¿por qué no interesarnos también por cómo está hecha una app o una web? Tener este interés y conocimiento nos permitiría ser exigentes y críticos con todo el software con el que interactuamos, al igual que lo somos con los alimentos que comemos. Hoy en día, la mayoría de las personas se limita a aceptar el software con el que interactúa, no se plantea si está bien o no, si puede ser mejor o no, etc. Esta aceptación ciega seguramente se deba a la falta de un aprendizaje en esta materia. Un deporte llamado programar Programar es como practicar un deporte o como tocar un instrumento. Para dominarlo debes entrenar/ensayar. Así pues, cuantas más horas le dediques, mejor serás. Como se suele decir, a programar se aprende programando. Y como cualquier deporte o instrumento, se puede practicar desde temprana...

Las Smart Cities han llegado para quedarse

Después de varios años en los que el concepto Smart ligado a las ciudades no ha estado exento de debate, tanto por las connotaciones que podían hacer pensar que antes las ciudades “no eran tan inteligentes”, como porque la tecnología se abría camino entre ciudad y ciudadanos sin tener referentes de cómo hacerlo, cada vez más se apuesta por avanzar hacia la Ciudad Inteligente o Smart City, también conocida por alguna otra nomenclatura como Ciudad Digital o Smart Citizens. Lo mejor del caso es que todos podemos participar de una u otra forma en este “nuevo” contexto, ya sea de forma activa, siendo parte del cambio, o bien beneficiándonos de los resultados obtenidos de diferentes acciones realizadas, porque todo ahorro (p. ej. uso de iluminación más eficiente), mejora (p.ej. relación del gobierno local con la ciudadanía) o cambio (p. ej. integración de la tecnología en el paisaje urbano) nos afecta. Quizás no debería de extrañarnos esta evolución, especialmente si tenemos en cuenta que grandes verticales como Energía, Movilidad o Residuos son temas complejos que afectan a una ciudad de forma importante y, en general, a todo el territorio. Ejemplos de la importancia que las administraciones públicas locales dan a este hecho se traduce en colaboraciones, compartición de buenas prácticas, etc. Por ejemplo, de una forma más “local” se podría encontrar el soporte que da la Diputación de Barcelona a diferentes municipios, yendo más allá de la ciudad y pasándose a hablar de regiones inteligentes o Smart Region. Otro ejemplo que abarca una región geográfica más “amplia” sería la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), que según su propia definición ha...

Frameworks de JavaScript en el lado del cliente en 2017

En un post anterior ya hablamos sobre la evolución del desarrollo web del lado del cliente. Tal como anunciamos entonces, hoy es el turno de los frameworks del lado del cliente. Los frameworks no son nuevos en el desarrollo de aplicaciones de gran envergadura. De hecho, la mayoría de lenguajes consolidados tienen una gran variedad de frameworks. Por ejemplo en el mundo Java son ampliamente conocidos Java Server Faces (JSF), Struts o Spring; en PHP encontramos Laravel, Yii o Symfony. Las principales ventajas que aportan los frameworks son las siguientes: Desarrollo rápido. Crear un proyecto desde cero suele conllevar un elevado coste en tiempo. Por eso, los frameworks proporcionan la estructura del proyecto y un conjunto de bibliotecas preconfiguradas que ahorran tiempo en el comienzo de los nuevos proyectos. Muchas tareas son delegadas a los frameworks permitiendo a los desarrolladores centrarse exclusivamente en las funcionalidades de su software. Incorporación/Rotación de nuevos miembros a los equipos de desarrollo. Uno de los mayores problemas en el desarrollo de software es la rotación de miembros en los equipos de desarrollo, puesto que la incorporación de un nuevo miembro conlleva un coste en aprender la arquitectura del proyecto. Esto es minimizado utilizando un framework, ya que éste obliga a adaptarse a una arquitectura concreta, de modo que cualquier persona que conozca el framework podrá incorporarse rápidamente al desarrollo de cualquier aplicación basada en ella (puesto que conoce la manera de trabajar del framework), minimizando el coste para la empresa. Seguridad/Rendimiento. Los frameworks suelen ser creados y mantenidos por equipos de desarrollo diferentes y externos a nuestra organización. Esto permite que esta organización esté...