Uso inteligente de datos en Sanidad

La Sanidad se identificó ya desde el estudio pionero del Instituto McKinsey como uno de los sectores con mayor potencial para el uso inteligente de datos, incluidos los big data. En el nivel de las operaciones, permite a los clínicos compartir la información de salud del paciente a lo largo de la cadena de cuidados (la asistencia primaria, el hospital, el socio-sanitario o la atención en casa). En el nivel de la gestión, facilita la transparencia y la comparación para reducir la variabilidad de la práctica asistencial, aumentando la calidad y seguridad de la atención; y permite a los reguladores, las compañías de seguros y los compradores de servicios establecer contratos y precios. En el nivel analítico, es una oportunidad para la investigación de nuevos tratamientos, servicios y productos que completen la promesa de una medicina personalizada y predictiva. En todos los casos, facilitan al paciente el acceso a sus datos y a información que desafía el poder de agencia de la industria y los profesionales… La sanidad es un negocio de información y conocimiento.

Principal destino de las inversiones en sistemas de información en sanidad. Fuente: Gartner, Encuesta de CIOs, 2017.

Sin embargo, el mismo estudio y otras fuentes han señalado que la falta de inversión en informática y en talento analítico, por una parte, y, por otra, las estructuras y culturas organizativas que impiden la compartición de datos, están actuando como barrera para realizar los beneficios potenciales del uso masivo de los datos en el sector. Algunos países (Dinamarca, Nueva Zelanda, Irlanda, Singapur…) han establecido en los últimos años estrategias de salud electrónica o e-Health, con energía política y financiación adecuada. En el centro de estas iniciativas no se encuentran grandes modernidades tecnológicas, sino una cosa bastante básica: establecer un modelo de datos común con las mismas reglas semánticas, disponer de un repositorio compartido con funcionalidades y tecnologías más o menos avanzadas, promover estándares técnicos que permitan la integración o, al menos, la interoperabilidad  y reducir el número de proveedores de sistemas de información. En España, las Comunidades Autónomas que disponen de modelos muy centralizados y jerarquizados están un poco más avanzados en ese camino. En otras, como Cataluña, con una gran diversidad de prestadores de servicios sanitarios y atomización de las soluciones tecnológicas, es más difícil, pero es uno de los objetivos de su Plan de Salud, que ya se está desplegando.

Por lo demás, el análisis de las preocupaciones de los CIOs sanitarios no muestra grandes diferencias con sus colegas de otros sectores industriales. En las encuestas de CIOs que venimos analizando aquí de tanto en tanto, la inversión en la familia de soluciones de Inteligencia de Negocio/ Inteligencia Analítica/ Big Data y Ciencia de los Datos sigue siendo el mayor destino de la inversión en niveles muy similares a los de los últimos años y la escasez de talento analítico sigue siendo la mayor barrera para el éxito. Aunque precisamente llama la atención que una parte significativa de los CIOs sanitarios entrevistados colocan el desarrollo de sistemas de sistemas de “historia clínica electrónica” entre los tres principales destinos de la inversión.

La UOC ha venido apostando desde hace tiempo por la formación e investigación en salud digital y, en particular, en el ámbito de datos, con una perspectiva multidisciplinar en la que participan los estudios de Salud, Psicología, Información y Comunicación y, desde luego, los de Informática, Multimedia y Telecomunicación. Recuerdo que los primeros casos prácticos de nuestro Máster de Inteligencia de Negocio ya se basaban en datos y ejemplos de hospitales. El Máster en Bioinformática y Bioestadística, compartido con la Universidad de Barcelona, proporciona contenidos especializados para informáticos, médicos, biólogos o estadísticos. La cátedra UOC-BSA es una iniciativa avanzada de investigación aplicada y análisis de datos en salud. Uno de los mercados principales de Open Evidence, una spin-off de la UOC dedicada al análisis de datos, es precisamente el sector sanitario.

En los últimos días se ha presentado el eHealth Center, un ambicioso proyecto que aspira a convertirse en la escuela de referencia en salud digital en el sur de Europa, trabajando en cuatro ámbitos prioritarios de conocimiento: a) educación y empoderamiento para la salud y habilidades digitales; b) diseño y evaluación de intervenciones en salud electrónica, incluyendo la móvil (aplicaciones de salud); c) ciencia de datos, y, por último, d) salud electrónica y equidad. Hace algunas semanas, varios colegas que participan en esta iniciativa han publicado algunos posts sobre este tema (al menos, aquí y aquí).

 

 

Agradezco a Jordi Piera, CIO y director de Investigación y Desarrollo de BSA y miembro del consejo asesor de la cátedra BSA-UOC, su inspiración y algunas de las referencias del post.

 

José Ramón Rodríguez es profesor de dirección de las TIC en diferentes programas de la UOC y consultor independiente. Investiga la planificación y gestión de proyectos de transformación empresarial facilitados por los sistemas y tecnologías de la información.

 

 

 

 

 

Ciberfeminismo

(Trobareu versió en català més avall)

El ciberfeminismo, usualmente asociado al activismo feminista en la red, ha caminado de la mano del desarrollo de Internet y el llamado ciberespacio, para generar nuevos espacios de participación y activismo feminista.

El término surge de la fusión de “ciberespacio” y “feminismo” y su aparición, en 1991, es de la mano de Sadie Plant, teórica inglesa, y, en 1992 del grupo de artistas y activistas australianas VNS Matrix. En su principal trabajo sobre el tema, Ceros + Unos, Plant argumenta cómo las mujeres han estado históricamente unidas a la tecnología y que el cero, la nada del código binario, siempre ha sido considerado el “0-tro”, lo femenino. VNS Matrix (leído como VeNuS Matrix) denuncia de manera provocativa los discursos de dominación sexualizantes que controlaban el espacio cibernético (Internet) recién creado y en expansión.

Las teorías feministas de la tecnología, que son un conglomerado de reflexiones sociales, filosóficas y políticas sobre la relación género-tecnología han estado influenciadas por las teorías feministas, y cada vez más por la reflexión sobre el sexismo y el androcentrismo, una vez desterrada la supuesta neutralidad de la ciencia, en las innovaciones tecnológicas del siglo XX y XXI. Durante la década de 1990 el ciberfeminismo se expande gracias al auge de las TIC (entonces llamadas “nuevas tecnologías”) y, sobre todo, del impulso de la conocida como tercera ola feminista, y especialmente de la filósofa Donna Haraway y su Manifiesto Cyborg, publicado en 1987, y donde esta autora propone una nueva identidad cyborg que superaría la identidad de género y que es considerada como origen del pensamiento ciberfeminista.

El cyborg (cybernetic organism) es una criatura fronteriza que ocupa un lugar desestabilizador en las grandes narrativas biológicas, tecnológicas y evolucionistas: “El cyborg es una suerte de identidad personal, posmoderna y colectiva que se ensambla y desensambla. Ésta es la identidad que las feministas deben descodificar”.

El ciberfeminismo, integrado en fenómenos más amplios y casi siempre interconectados, como el ciberactivismo, el Net Art y el hacktivismo, es parte de la historia pasada, de la situación presente y de la configuración futura de la red.

Cyber Girl by Fausto De Martini

Para quién le interese esta temática, recomendamos las siguientes autoras y ciberespacios:

Remedios Zafra. Escritora y profesora de Arte, Estudios de Género y Cultura Digital en la Universidad de Sevilla. Su trabajo ensayístico y de investigación se orienta al ciberfeminismo y el estudio crítico de la cultura contemporánea, la creación y las políticas de la identidad en las redes.

Donestech. Grupo que nace en Barcelona y que investiga en el ámbito de las mujeres y las nuevas tecnologías, especialmente la investigación y acción ciberfeminista, en el mundo latino y entornos activistas. Algunas autoras que trabajan en ciberfeminismo son: Nuria Vergés (profesora e investigadora del Departamento de Sociología de la Universitat de Barcelona), Eva Cruels (investigadora social y Máster en Políticas Públicas y Sociales, especializada en políticas de género y comunicación) y Alex Hache (socióloga y doctora en economía social y hacktivista).

Mujeres en red. Web española que ofrece noticias, artículos, documentos e informes del ámbito español e internacional. Dispone de agenda de eventos en el estado español y fomenta el trabajo en red y el uso de nuevas tecnologías como herramienta de participación activista.

 

M. Antonia Huertas es doctora en Matemáticas por la Universidad de Barcelona (UB). Licenciada en Matemáticas por la Universidad de Barcelona y en Humanidades por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Es profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC. Su trabajo de investigación se centra en Lógica y en e-Learning.

 

Ciberfeminisme

El ciberfeminisme, usualment associat a l’activisme feminista a la xarxa, ha caminat de la mà del desenvolupament d’Internet i l’anomenat ciberespai, per generar nous espais de participació i activisme feminista.

El terme sorgeix de la fusió de “ciberespai” i “feminisme” i la seva aparició, el 1991, és de la mà de Sadie Plant, teòrica anglesa, i, el 1992 del grup d’artistes i activistes australianes VNS Matrix. En el seu principal treball sobre el tema, Zeros + Uns, Plant argumenta com les dones han estat històricament unides a la tecnologia i que el zero, el no-res del codi binari, sempre ha estat considerat el “0-tro”, el femení. VNS Matrix (llegit com Venus Matrix) denuncia de manera provocativa els discursos de dominació sexualizants que controlaven l’espai cibernètic (Internet) acabat de crear i en expansió.

Les teories feministes de la tecnologia, que són un conglomerat de reflexions socials, filosòfiques i polítiques sobre la relació gènere-tecnologia han estat influïdes per les teories feministes, i cada vegada més per la reflexió sobre el sexisme i l’androcentrisme, un cop bandejada la suposada neutralitat de la ciència, en les innovacions tecnològiques del segle XX i XXI. Durant la dècada de 1990 el ciberfeminisme s’expandeix gràcies a l’auge de les TIC (llavors anomenades “noves tecnologies”) i, sobretot, de l’impuls de la coneguda com a tercera onada feminista, i especialment de la filòsofa Donna Haraway i el seu Manifest Cyborg publicat el 1987, i on aquesta autora proposa una nova identitat cyborg que superaria la identitat de gènere i que és considerada com l’origen del pensament ciberfeminista.

El cyborg (cybernetic organism) és una criatura fronterera que ocupa un lloc desestabilitzador en les grans narratives biològiques, tecnològiques i evolucionistes: “El cyborg és una mena d’identitat personal, postmoderna i col·lectiva que s’acobla i desencadella. Aquesta és la identitat que les feministes han de descodificar “.

El ciberfeminisme, integrat en fenòmens més amplis i gairebé sempre interconnectats, com el ciberactivisme, el Net Art i el hacktivisme, és part de la història passada, de la situació present i de la configuració futura de la xarxa.

Cyber Girl by Fausto De Martini

Per a qui li interessi aquesta temàtica, recomanem les autores i ciberespais següents:

Remedios Zafra. Escriptora i professora d’Art, Estudis de Gènere i Cultura Digital a la Universitat de Sevilla. El seu treball assagístic i d’investigació s’orienta al ciberfeminisme i l’estudi crític de la cultura contemporània, la creació i les polítiques de la identitat en les xarxes.

Donestech. Grup que neix a Barcelona i que investiga en l’àmbit de les dones i les noves tecnologies, especialment la recerca i l’acció ciberfeminista, en el món llatí i entorns activistes. Algunes autores que treballen en ciberfeminisme són: Núria Vergés (professora i investigadora del Departament de Sociologia de la Universitat de Barcelona), Eva Cruels (investigadora social i Màster en Polítiques Públiques i Socials, especialitzada en polítiques de gènere i comunicació) i Alex Hache (sociòloga i doctora en economia social i hacktivista).

Mujeres en red. Web espanyola que ofereix notícies, articles, documents i informes de l’àmbit espanyol i internacional. Disposa d’agenda d’esdeveniments a l’estat espanyol i fomenta el treball en xarxa i l’ús de noves tecnologies com a eina de participació activista.

 

M. Antonia Huertas és doctora en Matemàtiques per la Universitat de Barcelona (UB). Llicenciada en Matemàtiques per la Universitat de Barcelona y en Humanitats per la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). És professora dels Estudis d’Informàtica, Multimèdia i Telecomunicació de la UOC. El seu treball de recerca se centra en la Lògica y l’e-Learning.

Women Techmakers Barcelona 2017

Una de las [muchas] cosas agradables del trabajo de un profesor es poder (deber, incluso) asistir a y participar en todo tipo de eventos de difusión del conocimiento. Uno de los últimos a los que he tenido el inmenso gusto de asistir fue el Women Tech Makers Barcelona, la primera edición barcelonesa de un conjunto de eventos organizados por todo el mundo con el objetivo principal de aumentar la visibilidad de la mujer en el mundo de la informática y de las tecnologías de la información y la comunicación, algo tristemente todavía muy necesario. Los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, junto con la Unidad de Igualdad de la UOC (les podéis seguir en Twitter en @UOCigualtat), además, hemos podido poner nuestro granito de arena encargándonos de la filmación del evento.

El día se compuso de media docena de charlas y dos workshops. La jornada la abrió la presentación de Anne Marie, CTO de la empresa irlandesa Ocado Technology, con un interesante repaso a la situación del problema de género en el mundo de las TIC:

 

A Anne la siguió Gemma Parreño, que nos contó su trabajo con las redes neuronales de Tensorflow a la búsqueda de los “trolls” en la red (un problema con el que, lamentablemente, todos nos hemos tenido que enfrentar alguna vez):

 

A continuación Silvia Romera nos contó sus experiencias con la enseñanza de la programación y la robótica:

 

Después de Silvia contamos con la presencia de la matemática y divulgadora Clara Grima, que en su charla repasó la cantidad de avances matemáticos que hace posible que hoy usemos el teléfono móvil:

 

Los que os dedicáis a programar a diario os solidarizaréis con (y muy probablemente aprenderéis algún truco práctico de) la charla de Ana Carmona sobre esa pesadilla que es el “testing” en código legado:

 

Y cerró la tanda de charlas Katerina Zalamova hablando de los usos potenciales de la inteligencia artificial en el hogar:

 

Personalmente, solo me queda cruzar los dedos para que las organizadoras se vuelvan a liar la manta a la cabeza el año que viene. Si es así, por allí me encontraréis y, os lo aseguro, la asistencia valdrá mucho la pena.

 

César Córcoles es licenciado en Matemáticas por la Universitat Autònoma de Barcelona. Profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la UOC desde abril de 2001. Coordina las asignaturas de cariz científico del programa Graduado en Multimedia.

¿Cómo está hoy la enseñanza de la programación en la infancia?

Ya hemos hablado en este blog del aprendizaje de la programación en la infancia. En este artículo vamos a hacer un poco de historia de la enseñanza de la programación en la escuela en España, después daremos una visión general de la situación actual, tanto en España como en Europa, y acabaremos centrándonos en lo que pasa en Cataluña, como botón de muestra de cuál es la realidad.

La enseñanza de la programación en las escuelas no es algo nuevo. A mediados de los 80, el proyecto Atenea del gobierno español dotaba a los centros escolares de equipos y programas para introducir la informática en la educación. Entre estos programas estaban los lenguajes de programación Logo y Basic. En aquellos momentos muchas escuelas aprovecharon los equipos y los lenguajes que tenían disponibles para dar clases de programación a sus alumnos. Sin embargo, en los 90 se puso en duda la utilidad de la programación en el aula y en años posteriores se introdujo la ofimática y se dejó de lado la programación. Esta situación se mantuvo así hasta bien entrada la primera década del 2000, cuando la aparición de programas como Scratch (2005) y la popularización de la expresión pensamiento computacional (2006) volvieron a dar valor al aprendizaje de la programación en la escuela.

En Europa, la European Schoolnet, una institución compuesta por los 31 ministerios de educación de la Unión Europea, publicó un informe en el 20141 donde puede leerse que la programación formaba parte del currículum de 12 países: Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Grecia, Irlanda, Italia, Lituania, Polonia, Portugal y Reino Unido. La mayoría de estos países incluyen la programación en la enseñanza secundaria y solo tres, Estonia, Grecia y Reino Unido, lo hacen también en la primaria.

Esta misma institución publicó una actualización de su informe en el 20152. En él se incorporaban nuevos países a la lista: Austria, Francia, Hungría, Malta, España y Eslovaquia. En cuanto a España, el informe hace constar que se introduce la programación de manera opcional en secundaria, pero remarca tres comunidades autónomas donde es obligatoria: en Navarra en primaria y en Madrid y Cataluña en secundaria. En el resto de Europa hay países donde la programación es obligatoria en algunos niveles. Por ejemplo, en el Reino Unido es obligatoria en las escuelas públicas, en Eslovaquia es obligatoria en toda la primaria y en Dinamarca la programación es una parte obligatoria de los planes de estudio de las asignaturas de Física, Química y Matemáticas.

Tal y como recoge el informe, en España hay varias iniciativas institucionales que pretenden formar al alumnado en la programación. Así, en Cataluña, el currículo de secundaria incluye contenidos de programación en segundo, tercero y cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), en la Comunidad de Madrid estos conocimientos se encuentran en los cuatro cursos de la ESO y en la comunidad de Navarra los contenidos de programación están incluidos dentro del área de Matemáticas en la educación primaria.

Así pues, vemos que aunque parece que se enseña programación de una manera generalizada, no existe una manera unificada de hacerlo y ni tan siquiera hay un consenso general de cuál es la edad más adecuada para ello. En este sentido, la situación en Cataluña puede ayudar a hacerse una idea de cómo está la enseñanza de la programación en escuelas e institutos.

Actualmente en Cataluña la programación está presente tan solo en el currículo de ESO: en segundo y tercero como obligatoria para todos los alumnos y en cuarto como parte de una asignatura optativa. En segundo y tercero de ESO la programación se ve dentro de la asignatura Tecnología: en segundo se ven conceptos básicos de programación y realización de programas con “lenguajes visuales” y en tercero se ven funciones, depuración y “realización de programas simples”, sin especificar el tipo de lenguaje a usar.

Y ¿cómo se trabajan esos contenidos en los diferentes institutos? Pues depende de cada centro. Así, hay centros que trabajan los contenidos con Scratch, centros que van un poco más allá y usan S4A (Scratch for Arduino), centros donde usan Arduino directamente, centros que usan AppInventor, centros que trabajan con Python e incluso centros donde combinan algunos de estos (como AppInventor y Arduino). No hay uniformidad ni en los contenidos de programación ni en la intensidad con la que se trabajan, pero al menos están… y se trabajan.

En primaria la situación es más dispar. La programación no está incluida en el currículo y las escuelas dependen en gran medida de la voluntad y el interés de algunos profesores. En la Jornada programa de este año (una jornada sobre el uso de la programación y la robótica educativas organizado por el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya y el Citilab de Cornellà) maestros de diferentes centros explicaban cómo introducen la programación en sus aulas usando Bee-bot, Scratch, Lego Wedo u otras herramientas similares. Pero son sólo algunas escuelas y todavía hay muchos centros de primaria y secundaria donde la programación no se ve.

Y el hecho es que los padres parecen tener interés en que sus hijos aprendan a programar. En los últimos años han aparecido numerosas asociaciones y empresas que organizan talleres de programación en horario extraescolar. Tal es el interés que la Generalitat de Catalunya ha creado un portal (http://bibot.cat) donde las empresas y asociaciones pueden anunciarse y los padres pueden buscar actividades de programación y robótica para sus hijas e hijos.

Tal vez sea por moda, tal vez por un interés real, la cuestión es que la enseñanza de la programación está presente cada vez más en las escuelas e institutos, aunque con una intensidad dispar, pero apoyada por la administración.

 

Notas

European Schoolnet (2014). Computing our future. Computer programming and coding – Priorities, school curricula and initiatives across Europe. http://www.eun.org/c/document_library/get_file?uuid=521cb928-6ec4-4a86-b522-9d8fd5cf60ce&groupId=43887

2 European Schoolnet (2015). Computing our future. Computer programming and coding. Priorities, school curricula and initiatives across Europe. Update 2015. http://fcl.eun.org/documents/10180/14689/Computing+our+future_final.pdf/746e36b1-e1a6-4bf1-8105-ea27c0d2bbe0

 

Carlos Casado es miembro del grupo Inventa, profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y director del Máster Universitario de Aplicaciones Multimedia.

Una nueva contribución encaminada a facilitar la gestión de nodos multiprotocolo de Guifi.net

(Trobareu versió en català més avall)

Durante el primer semestre de 2017, Eloi Carbó, uno de los estudiantes de TFM del Máster Universitario en Software Libre de la UOC, ha desarrollado un proyecto de investigación y desarrollo de software en el contexto de las redes abiertas en general y de Guifi.net en particular. Esta red implementa diferentes protocolos y paradigmas técnicos para interconectar usuarios situados en tramos de red diferentes. Uno de los problemas que tienen que afrontar los administradores es la correcta integración entre estos tramos de red con diferentes tecnologías de comunicación.



El proyecto “LEDE Firmware optimization for wired deployments using BGP and BMX6 for routing by enhancing and extending Bird Daemon’s configuration and UI integration” pretende abordar dos problemas fundamentales:

En primer lugar, depurar y completar con nuevas funcionalidades las herramientas disponibles para configurar de forma gráfica, mediante una interfaz web, determinados nodos de red que emplean BGP, uno de los protocolos que hacen posible las comunicaciones entre proveedores de acceso a Internet. Esto permitiría a los administradores gestionar la configuración de los diferentes protocolos sin necesidad de acceder a línea de comandos, cosa que generalmente puede ser un impedimento para administradores menos experimentados. Además, con esta interfaz se consigue esconder la complejidad de configuración bajo una interfaz amigable, eliminando la necesidad de aprender la sintaxis específica de la herramienta utilizada (Bird Daemon).

En segundo lugar, investigar cuál sería la mejor manera de modificar el código fuente de uno de los programas empleados a tal efecto (Bird Daemon), para añadir integración con nuevas herramientas de supervisión y control de las comunicaciones y así obtener información de su salud en tiempo real.

El proyecto de Eloi Carbó ha contado con el apoyo técnico del Laboratorio de Docencia de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC para proporcionar un banco de pruebas dónde probar las funcionalidades desarrolladas a pesar de residir en el extranjero. Esta infraestructura, y sobre todo su configuración, ha permitido integrar un entorno de desarrollo virtual con nodos de red reales y en producción de Guifi.net, permitiendo hacer pruebas en la red sin el riesgo de afectar la red en producción.

Los resultados obtenidos pueden ser de gran utilidad para otros desarrolladores que quieran crear aplicaciones y herramientas específicas. El proyecto también proporciona una herramienta acabada y lista para usarla por parte de los administradores de red. Todo el código y documentación generado en este proyecto restará a disposición de la comunidad de usuarios y administradores de Guifi.net bajo licencia GPL3.0. Se puede obtener el código en el siguiente repositorio: https://github.com/eloicaso/bird-openwrt

 

Víctor Oncins, Profesor colaborador del área de trabajos finales de Redes Abiertas y administrador de la red Guifi.net

Eloi Carbó, Estudiante de trabajo final del Máster de Software Libre de la UOC

 

Una nova contribució encaminada a facilitar la gestió de nodes multiprotocol de Guifi.net

Durant el primer semestre de 2017, l’Eloi Carbó, un dels estudiants de TFM del Màster Universitari en Programari Lliure de la UOC, ha desenvolupat un projecte de recerca i desenvolupament de programari en el context de les xarxes obertes en general i de Guifi.net en particular. Aquesta xarxa implementa diferents protocols i paradigmes tècnics per tal d’interconnectar usuaris situats en trams de xarxa diferents. Un dels problemes al qual s’han d’enfrontar els administradors és la correcta integració entre aquests trams de xarxa amb diferents tecnologies de comunicació.



El projecte “LEDE Firmware optimization for wired deployments using BGP and BMX6 for routing by enhancing and extending Bird Daemon’s configuration and UI integration” pretén abordar dos problemes fonamentals:

En primer lloc, depurar i completar amb noves funcionalitats les eines disponibles per configurar de forma gràfica, mitjançant una interfície web, determinats nodes de xarxa que empren BGP, un dels protocols que fan possible les comunicacions entre proveïdors d’accés a Internet. Això permetria als administradors gestionar la configuració dels diversos protocols sense necessitat d’accedir a línia de comandaments, cosa que generalment pot ser un impediment per a administradors menys experimentats. A més a més, amb aquesta interfície s’aconsegueix amagar la complexitat de configuració sota una interfície amigable, eliminant la necessitat d’aprendre la sintaxi específica de l’eina utilitzada (Bird Daemon).

En segon lloc, investigar quina seria la millor manera de modificar el codi font d’un dels programes emprats a tal efecte (Bird Daemon), per tal d’afegir integració amb noves eines de supervisió i control de les comunicacions i així obtenir informació de salut d’aquestes en temps real.

El projecte de l’Eloi Carbó ha comptat amb el suport tècnic del Laboratori de Docència dels Estudis d’Informàtica, Multimèdia i Telecomunicació de la UOC per tal de proporcionar un banc de proves on experimentar les funcionalitats desenvolupades, tot i residir a l’estranger. Aquesta infraestructura, i sobretot la seva configuració, ha permès integrar un entorn de desenvolupament virtual amb nodes de xarxa reals i en producció de Guifi.net, permetent fer proves a la xarxa sense el risc  d’afectar la xarxa en producció.

Els resultats obtinguts poden ser de gran utilitat per a d’altres desenvolupadors que vulguin crear aplicacions i eines específiques. El projecte també proporciona una eina acabada i llesta per fer-la servir per part dels administradors de xarxa. Tot el codi i documentació generada en aquest projecte restarà a disposició de la comunitat d’usuaris i administradors de Guifi.net sota llicència GPL3.0. Es pot obtenir el codi en el següent repositori: https://github.com/eloicaso/bird-openwrt

 

Víctor Oncins, Professor col·laborador de l’àrea de treballs finals de Xarxes Obertes i administrador de la xarxa Guifi.net

Eloi Carbó, Estudiant de treball final del Màster en Programari Lliure de la UOC