Segunda temporada de Despacho 42: COVID-19 y salud planetaria

Segunda temporada de Despacho 42: COVID-19 y salud planetaria

Despacho 42, el podcast de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC está de vuelta. En este primer episodio de la segunda temporada nos acompañan Cristina O’Callaghan y Salvador Macip, profesores de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC. Con ellos hablaremos sobre la pandemia de la COVID-19 desde varias perspectivas relacionadas con la ciencia y la salud planetaria (después de varios episodios en plena pandemia y sin hablar de ella, nos lanzamos a ello). Podéis escucharlo aquí:

Salud digital

Lo digital está dentro de la salud desde hace mucho tiempo. Para ambos profesores, la tecnología y el ámbito digital forman parte de su día a día desde hace tiempo. Es más: la tecnología les ha permitido no parar de trabajar pese a la pandemia. 

Los profesores coinciden en la importancia de la tecnología durante los pasados meses., aunque afirman que hemos corroborado que la tecnología no lo es todo y es preciso no olvidar en la situación que estamos. De hecho, las pandemias no son nada nuevo pero parece que algunas sociedades lo habían olvidado mientras otras lo tenían bien presente: “Países que fueron afectados por otras epidemias en los que había cultura de mascarilla e higiene, han controlado mejor la pandemia” explica la profesora Cristina O’Callaghan. 

“Nos hemos acostumbrado a no tener enfermedades infecciosas gracias a las vacunas. Pero no es así, y la COVID-19 lo evidencia. Aun así, ahora tenemos suerte porque podremos tener una vacuna en tiempo razonable. Las nuevas generaciones habían perdido el miedo a las enfermedades infecciosas que nuestros antepasados sí tenían” explica el profesor Salvador Macip.

Durante el episodio hablamos del movimiento antivacunas y de la necesidad de comunicar ciencia y llegar a la ciudadanía.

“Parte del movimiento antivacunas no se acuerda de las consecuencias de las enfermedades infecciosas. Estamos aquí gracias a las vacunas: cuanto mejor haces una cosa, menos se percibe que esa cosa es necesaria. Es una paradoja que a nivel comunicativo es difícil de neutralizar” explica Salvador. De hecho, es “algo así como el efecto 2000 en la informática. Nos acordamos de las tecnologías cuando estas fallan” explica César Córcoles, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.

Ciencia y divulgación científica

Si algo ha evidenciado la COVID-19 ha sido que la ciencia es imprescindible.

“La COVID-19 ha puesto ciencia en primer plano. Al final los científicos trabajamos para la sociedad y en muchas ocasiones nos hace falta comunicarnos mejor” explica Macip, haciendo autocrítica constructiva con su propio sector.

Con los profesores expertos en Salud hablamos sobre cómo la sociedad, los gobiernos y administraciones han gestionado la pandemia. Ambos coinciden que se ha gestionado mal globalmente y acusan una falta de prevención y gestión de la pandemia. “Debemos protegernos mientras esperamos la vacuna. Hay que rastrear los contactos, hacer muchos tests y aislar la sociedad cuando haga falta”, explica Salvador Macip.

“Las conspiraciones tienen efectos especiales y la verdad es una película en blanco y negro. Si la ciencia es decir hasta dónde sabes, aunque sea aburrido: es así» reflexiona el profesor en relación a la cantidad de fake news sobre la COVID-19 que han proliferado en los últimos meses.

Hacia una salud planetaria

La manera como vivimos no solo tiene un efecto sobre nosotros, sino que la degradación ambiental a la que hemos llegado tiene efectos que no preveíamos. Por ejemplo: la aparición de un virus. 

Así, la profesora Cristina O’Callaghan nos introduce el concepto de salud planetaria. Ésta pretende llegar a un máximo nivel de salud respetando los límites de los sistemas naturales. “Un ecosistema diverso hace que aparezcan menos virus. Si tienes un ecosistema con muchas especies, la probabilidad de que un virus se expanda son menores” explica Cristina. “La manera como vivimos conlleva una degradación de ecosistemas, y eso conlleva una perdida de biodiversidad”. 

La salud humana y la del planeta deben ir juntas. «Si no es así, tendrá un efecto peor sobre nuestra salud. Hay muchas interacciones de muchas disciplinas que son necesarias: cómo consumimos, qué energía utilizamos, etc.» concluye la profesora.

Enlaces del episodio

Salud planetaria y COVID-19: la degradación ambiental como el origen de la pandemia actual

https://www.isglobal.org/es/healthisglobal/-/custom-blog-portlet/salud-planetaria-y-covid-19-la-degradacion-ambiental-como-el-origen-de-la-pandemia-actual/6112996/0

https://www.planetaryhealthalliance.org/

COVID-19: The disease of the anthropocene.

O’Callaghan-Gordo C, Antó JM. Environ Res. 2020 Aug;187:109683. doi: 10.1016/j.envres.2020.109683. Epub 2020 May 15.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32425223/

Safeguarding human health in the Anthropocene epoch: report of The Rockefeller Foundation-Lancet Commission on planetary health.

Whitmee S, Haines A, Beyrer C, Boltz F, Capon AG, de Souza Dias BF, Ezeh A, Frumkin H, Gong P, Head P, Horton R, Mace GM, Marten R, Myers SS, Nishtar S, Osofsky SA, Pattanayak SK, Pongsiri MJ, Romanelli C, Soucat A, Vega J, Yach D. Lancet. 2015 Nov 14;386(10007):1973-2028. doi: 10.1016/S0140-6736(15)60901-1. Epub 2015 Jul 15.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26188744/

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.