Diseño sostenible: la última tendencia para estudiar diseño

14 julio, 2021
Imagen de Lukas Bieri en Pixabay.

Quizás te atrae la idea de estudiar diseño pero… ¿y si tu concepción del perfil del diseñador es diferente a la nuestra? Partiendo de la definición que cuenta que el diseño busca solucionar problemas, ¿esto convierte al diseñador en un solucionador de problemas? Si además, añadimos conceptos vinculados al mundo de la informática, de la sostenibilidad o de la biología… ¿En dónde se sitúa la figura del profesional del diseño?

El nuevo perfil del diseñador

Lejos de los perfiles más tradicionales, clasificados según los distintos tipos de diseño, el perfil de diseñador/a que se precisa en estos momentos es más transversal e inclasificable que nunca. Adaptable a su entorno como un camaleón, la visión de un profesional del diseño debe abarcar desde el diseño de logotipos al diseño de utensilios, tiene que ser capaz de lidiar con el diseño corporativo o la identidad de marca al tiempo que realiza un proyecto de diseño de un espacio, por ejemplo, de trabajo. 

El carácter polifacético de un diseñador profesional debe permitirle sentirse cómodo en todos los ámbitos que abraza el mundo del diseño, como un tiburón nadando en pleno océano, que se adapta a las corrientes según le vienen.

Así lo requieren las empresas, que después de darse cuenta de que los propios profesionales del diseño se encasillaban a sí mismos dentro de ciertas categorías según los tipos de diseño, ya superadas, al tiempo que se limitaban la propia creatividad y sus salidas profesionales.

Esta realidad la ha entendido el Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC, que busca enseñar a unificar procesos al tiempo que permite aprender las técnicas más demandadas de todos los ámbitos del diseño. Motivados por los principios de la sostenibilidad e inspirados por los referentes del mercado laboral, desde la UOC te invitamos a conocer nuestra apuesta de carrera de diseño. 

Sostenibilidad en el Grado de Diseño de la UOC

¿Sostenibilidad es ecodiseño? Vayamos por pasos. La apuesta de la UOC en su Grado de Diseño y Creación Digitales es una gran alternativa que te ofrece la posibilidad de ser un profesional 360º. ¿Cómo lo consigue? Poniendo la mirada en los procesos creativos que abarcan los valores del diseño sostenible. Hacer la carrera de diseño en la UOC te aporta los valores de:

  • Ética hacker.
  • Bioinspiración.

Combinados, dan respuesta a un nuevo modelo de diseñador: el profesional que apuesta por la sostenibilidad en el diseño. Te advertimos que el diseño sostenible va más allá de tus conocimientos sobre ecodiseño o diseño ecológico, disciplina que incorpora la visión medioambiental en las fases de concepción y desarrollo del diseño. ¡Veamos cómo!

La ética hacker en el diseño 

Te preguntarás “¿pero qué es la ética hacker? ¿Tengo que ser un hacker informático para aprender a diseñar?”. Nada más lejos de la realidad. La ética hacker se basa en un conjunto de principios morales y filosóficos de las primeras comunidades de hackers, traducidos en una serie de valores que promueven el acceso libre a la información, que se fomenta como positiva e imprescindible para el crecimiento del ser humano.

La ética hacker tiene seis principios básicos, según cuenta el periodista Steven Levy, que se pueden extender a ámbitos más allá del informático:

  • Líbrate del imperativo de transmitir. 
  • Toda la información debe ser libre.
  • Promueve la descentralización.
  • El trabajo del hacker.
  • Puedes crear arte y belleza con un ordenador.
  • Los ordenadores pueden cambiar tu vida a mejor.

Libertad, colaboración y belleza: tres cualidades que bien puede desear cualquier profesional del diseño y la creatividad. El Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC da un paso más al promover en los estudiantes la actitud derivada de los principios de la ética hacker, una manera de trabajar diferente que según el artículo de Eric S. Raymond («¿Cómo puedo convertirme en hacker?«) describe la filosofía de la Ética hacker.

  1. El mundo está lleno de problemas fascinantes que esperan ser resueltos.
  2. Ningún problema tendría que resolverse dos veces.
  3. El aburrimiento y el trabajo rutinario son perniciosos.
  4. La libertad es buena.
  5. La actitud no es sustituto para la competencia.

Si tienes alma de diseñadora o diseñador gráfico, te sentirás identificado con esta actitud: crees que diseñar es resolver problemas, si eres creativo seguramente odiarás la rutina o el aburrimiento, y seguramente quieres volar libre. Pero el punto más importante para tu éxito como diseñador será este: Ningún problema tendría que resolverse dos veces.

La sostenibilidad en el diseño se basa en este concepto: compartir y aprovechar. La cultura libre, el movimiento maker, el do-it-yourself… todos beben de este principio. ¿Para qué invertir esfuerzos en resolver un problema que ya se ha resuelto? Todo buen diseñador debe aprender a aprovechar la solución y mejorarla, para así ser sostenible e invertir los esfuerzos en otras tareas. Sin olvidar que compartir tu solución con tus compañeros es también necesaria para que otros aprovechen y mejoren tu trabajo.

La bioinspiración (o biomímesis) en el mundo del diseño 

Quizás no sabes qué es la bioinspiración, pero seguramente lo intuyes. La bioinspiración es el uso de las mejores “ideas” de la naturaleza para inspirar nuevos diseños. Biomimesis es un término científico aplicable al diseño, que hace referencia al  proceso de comprender y aplicar a problemas humanos, soluciones inspiradas en el mundo natural. La biología nos lleva varios millones de años de ventaja en cuanto al diseño sostenible y, si partimos del principio de la ética hacker de no resolver dos veces un mismo problema, inspirarnos en los problemas resueltos por la naturaleza es una opción altamente eficiente que puede hacer un diseñador. 

En el mundo natural también se dan actitudes que pueden inspirar al mundo del diseñador. Los animales, las plantas… La biología compite entre sí por la supervivencia, así como lo hacen los profesionales del diseño. Esta es una actitud muy anclada en nuestro contexto cultural y en el modelo económico del capitalismo, que se nutre de la competencia para crecer, no en la compartición. 

Pero la competitividad ha de venir complementada (porque así aparece en la naturaleza) si no se combina con la colaboración, como en la naturaleza. En la naturaleza también existe la simbiosis, esa relación de interdependencia que permite la supervivencia de dos especies distintas. ¿Y si añadimos esta simbiosis (o principio de colaboración) al día a día del profesional del diseño? Así volvemos al punto inicial, al principio de la ética hacker: no resolver el mismo problema dos veces, que nos lleva a compartir, lo cual nos lleva implícitamente a la sostenibilidad.

¿Como se traduce todo esto en el Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC?

Sabemos que diseñar es un acto político, porque tiene el poder de transformar la sociedad en la que vivimos. En este sentido, escoger dónde estudiar también lo es, puesto que nos preparará para transformar a la sociedad. El Grado de Diseño y Creación Digitales nace con una esencia sostenible basada en los principio de la colaboración:

  • Colaboración entre tres estudios: unir el conocimiento de disciplinas distintas aporta riqueza de visiones, técnicas y recursos. En la UOC, tres diferentes estudios participan del Grado de Diseño: Artes y Humanidades, Ciencias de la Información y la Comunicación e Informática, Multimedia y Telecomunicación. Por este motivo no solo aprenderás los fundamentos del diseño, también tendrás conocimientos tecnológicos y contextuales necesarios para llevar a cabo dicha práctica.
  • Enfoque holístico: Estudiar diseño con la UOC te permite no seguir itinerarios preestablecidos, para poder romper moldes y convertirte en un profesional polivalente con todas las técnicas más profesionalizadoras a tu alcance. Las diferentes técnicas (las más demandadas del mercado laboral) y los valores del diseño sostenible marcarán tu camino y te proporcionaran la libertad de poder resolver todo tipo de problemas.
  • Cultura libre: Como bien sabes, la cultura libre se basa en la libertad para distribuir contenido libre (contenido creativo sin derechos de autor u otras restricciones legales) para el beneficio de la comunidad. En el grado de diseño apostamos por ofrecer la libertad al estudiante para que elija las herramientas que quiere utilizar, por ejemplo, a través de la decisión entre el uso de software libre o propietario. Porque cada elección que haces como profesional del diseño tiene sus repercusiones.
  • Promoción del respeto: plantear una carrera de diseño a partir del respeto puede ser revolucionario. En la UOC lo hacemos basándonos en tres direcciones: 
    • Respeto al contexto: respeto al contexto que me rodea, siendo sostenible y no resolver un mismo problema dos veces. 
    • Respeto al interlocutor: aprender a escuchar al otro (ya sea tu superior, el compañero o el cliente) es reconocer la aportación del otro, identificar su necesidad, para así mejorar el resultado final.
    • Respeto a uno mismo: Conocer los propios límites, asumir riesgos si se traspasan e incorporar la autocrítica para conseguir una actividad profesional sana y poder llevar a cabo la actitud de respeto al interlocutor y al contexto.

Quizás sigues pensando en que tu perfil se basa en los diferentes tipos de diseño, quizás tienes muy claro qué quieres hacer diseño publicitario, diseño de marca o diseño de sitios web. Si es así, ahora puedes descubrir una nueva manera de aproximarte a tu pasión con el Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC, basada en los principios del diseño sostenible y aprendiendo habilidades profesionales que quizás ni te habías planteado que existían.

Autores / Autoras
Director académico del Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC.
Comentarios
Deja un comentario