Despacho 42: claves del teletrabajo con Eva Rimbau

28 octubre, 2021
Foto: Surface en Unsplash.

¡Nuevo episodio del podcast Despacho 42! En esta ocasión, hablamos sobre teletrabajo con Eva Rimbau Gilabert, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en recursos humanos, trabajo flexible, teletrabajo, equipos virtuales, liderazgo y gestión basada en la evidencia. Rimbau también es investigadora del Digital Business Research Group (DigiBiz) de la UOC y miembro del consejo científico del Future For Work Institute. Puedes escuchar el episodio aquí:

Radiografía del teletrabajo durante la pandemia de COVID-19

Con la pandemia de COVID-19 y la declaración del estado de alarma en marzo de 2020 muchas empresas y organizaciones se vieron obligadas a implementar el teletrabajo de un día para otro. Antes del confinamiento en España se teletrabajaba muy poco: según la Encuesta de Población Activa, en 2019 sólo un 4,8% de la población ocupada trabajaba en casa más de la mitad de los días de su jornada laboral y el 3,5% lo hacía ocasionalmente. 

Esto hizo que, según Eva Rimbau, “lo que se hacía presencialmente en la oficina se pasara a realizar en reuniones mediante videoconferencia con las dificultades que esto conlleva”. “Nadie nos preparó para el teletrabajo durante la pandemia y todos hemos hecho lo que hemos podido. La gente ha salido muy cansada del teletrabajo de la pandemia por falta de herramientas y la adaptación de los procesos. También porque nos vimos obligados a conciliar nuestra vida personal y profesional en un mismo espacio y estábamos encerrados sin poder salir al gimnasio o dar una vuelta para desconectar” explica la profesora. 

Nadie nos preparó para el teletrabajo durante la pandemia de COVID-19 y todos hemos hecho lo que hemos podido.

Sin embargo, añade Rimbau, “hemos aprendido algunas cosas a nivel individual como, por ejemplo, gestionar mejor la separación de la esfera personal y profesional y a organizar mejor nuestro tiempo. Pero también hemos adquirido nuevos vicios como la conectividad constante, que ha provocado una peor desconexión digital”. “Es necesario un cambio de mentalidad de la alta dirección para garantizar la desconexión digital: hay que programar los correos electrónicos que se mandan fuera del horario laboral y no esperar una conectividad contínua por parte de la plantilla”, asegura la profesora. 

¿El teletrabajo ha llegado para quedarse?

Actualmente, con la mejora de los indicadores de salud y el fin de las medidas restrictivas en España muchas empresas y organizaciones ya están empezando a volver a las oficinas. Ahora bien, ¿se seguirá promoviendo el teletrabajo? Según Rimbau, “el trabajo en remoto no va a desaparecer porque nos hemos dado cuenta de que tiene cosas buenas”. “Tendremos mucho teletrabajo debajo del radar, es decir, no registrado o que no será considerado como tal según las fuentes que consultemos. La nueva ley del teletrabajo considera el trabajo en remoto sólo a partir del 30% de la jornada (cuando una persona teletrabaja más de 2 días). A partir de este porcentaje las empresas tienen que poner los medios y abonar y compensar los gastos del teletrabajo. Y esto es visto como algo costoso para las organizaciones”, asegura la experta. 

Rimbau apunta que “habrá mucho más teletrabajo del que había antes de la pandemia pero que éste será informal y de entre 1 o 2 días por semana”. “El teletrabajo espontáneo será muy fácil porque hay un cambio de mentalidad en la mayoría de empresas e instituciones. Pero el teletrabajo oficial e institucionalizado con políticas y medios no será generalizado”, explica. 

Tendremos mucho más teletrabajo del que había antes de la pandemia, pero éste será informal y de entre 1 o 2 días por semana.

En este sentido, Rimbau asegura que “las empresas e instituciones que se plantean el teletrabajo como algo muy real ya están llevando a cabo cambios en sus espacios”. “Las partes sociales, de interacción e innovación requieren espacios distintos: tendremos muchas más salas de trabajo para reuniones, más espacios de encuentro informal y de conversación, así como circuitos pensados para que nos crucemos con la gente para generar choques fortuitos y estas conversaciones informales que todos estamos echando en falta”, relata la profesora. 

Y es que cuanto más opcional sea la presencialidad, más atractivo tiene que ser el espacio físico de trabajo. “Unas paredes grises, un espacio sin ventanas o con una mala ventilación no motivará a los trabajadores a ir a trabajar presencialmente”, ejemplifica.  

8 claves para liderar un equipo a distancia con éxito 

La clave de un buen teletrabajo está, sin duda, en el buen liderazgo. Durante el episodio Rimbau compartió algunas claves para liderar un equipo a distancia con éxito: 

  1. Olvidar la presencia para centrarse en las tareas y los resultados. Es importante olvidarse de qué está haciendo la gente en cada momento. 
  2. Fijar tareas. Es primordial asegurarse de que la carga de trabajo de los empleados y las empleadas es razonable y se puede llevar a cabo durante la jornada laboral. Hay que garantizar la desconexión digital de los trabajadores. 
  3. Seguimiento de las actividades. Hacer una definición clara de las tareas y elegir el método o las herramientas para hacer un seguimiento de éstas (preparar un mini informe semanal, organizar reuniones de seguimiento, etc.). 
  4. Formación. La formación es necesaria para todos los miembros del equipo, tanto para la persona que lo lidera como para el resto de empleados. Además de adquirir conocimientos de las herramientas, también es importante formar en otras cuestiones básicas para trabajar en remoto como, por ejemplo, competencias comunicativas, gestión del tiempo o desconexión digital. 
  5. Comunicación. Definir qué herramientas o sistemas utilizaremos para la comunicación asíncrona y el seguimiento de la actividad. No caer siempre en la videoconferencia: hay que cambiar las reuniones para empezar a utilizar otras alternativas, que hay muchas.
  6. Confianza. Está demostrado que sin confianza los equipos trabajan peor y son menos productivos. Es bueno que el equipo tenga confianza entre sí y hay que ir reforzándola de vez en cuando (reconocer hitos, compartir éxitos, organizar encuentros presenciales, etc.). 
  7. Potenciar la autonomía. Hay que dejar que sea la propia plantilla la que se organice: autonomía en los horarios, en las tareas,en los objetivos, en control de calidad, etc. 
  8. Apoyo socioemocional. Es esencial apoyar al equipo, tratar a sus integrantes como personas independientes y realizar un seguimiento estrecho de cada uno de ellos y conocer sus problemas. 

Modern Web Event: ‘Vivir en un país, trabajar en otro. Así es trabajar en remoto’

El próximo martes, 9 de noviembre, tendrá lugar una nueva edición del Modern Web Event, este año dedicado al trabajo en remoto. A través de una mesa redonda online se explorará, de la mano de cuatro profesionales con amplia experiencia, la realidad del teletrabajo más allá de la pandemia. Si te interesa conocer las características, ventajas y aspectos a tener en cuenta del trabajo en remoto… ¡Inscríbete aquí

El Modern Web Event es un evento gratuito y sin ánimo de lucro organizado en el marco del máster universitario de Desarrollo de Sitios y Aplicaciones Web de la UOC. Va dirigido a todas aquellas personas que quieran aprender sobre las nuevas tecnologías web de la mano de profesionales apasionados por compartir conocimiento en comunidad.

Enlaces del episodio

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario