Despacho 42: Decidim Fest, revolución tecnológica cubana y ciencia ciudadana (II)

26 noviembre, 2021
Foto: Pixabay en Pexels.

¡Nuevo episodio del podcast Despacho 42! En este segundo episodio del Decidim Fest descubrimos tres protocolos informáticos que nacieron para superar las limitaciones de la conexión a Internet y el acceso a la tecnología en Cuba: El Paquete Semanal, SNet y Revolico. Para ello, charlamos con Ernesto Oroza, artista y diseñador cubano y profesor de la École Supérieure d’Art et Design de Saint-Étienne. Oroza impartió la charla Dentro de la revolución, todo en el marco del Decidim Fest 2021.

Por otro lado, también hablamos de ciencia ciudadana participativa con Franziska Peter de CoAct, Maite López y Jesús Cerquides de Decidim4CS y Olivier Shulbaum y Tayrine Dias de Platoniq. Todos ellos y ellas participaron en la charla Decidim y ciencia ciudadana participativa de la última edición del Decidim Fest. Puedes escuchar el episodio aquí: 

Revolución tecnológica en Cuba: El Paquete Semanal, SNet y Revolico 

Durante su ponencia en el Decidim Fest, Ernesto Oroza presentó El Paquete Semanal, SNet y Revolico, tres protocolos informáticos vernáculos y alegales que se desplegaron en Cuba desde la primera década del año 2000. ¿El objetivo? Hacer frente a las limitaciones de conexión a Internet y acceso a la tecnología de la isla. 

El Paquete Semanal es un sistema de distribución, a escala nacional, de un terabyte de contenidos digitales pirateados. Para su distribución se emplean discos duros externos que incluyen distintos contenidos: series, películas, telenovelas, documentales, música, videoclips, reality shows, cómics, software, apps, antivirus, revistas en formato PDF, anuncios, etc. Todos los contenidos de El Paquete Semanal son de entretenimiento y educativos, pues esta herramienta no incluye material anti-gobierno, subversivo, obsceno o pornográfico. 

Los contenidos de El Paquete Semanal son de entretenimiento y educativos, pues esta herramienta no incluye material anti-gobierno, subversivo, obsceno o pornográfico.

Ahora bien, ¿cómo funciona? “El procedimiento es el siguiente: una persona entrega el disco duro a uno de los clientes del servicio. Éste lo pasa a otro cliente y así sucesivamente hasta que lo han visto todos los usuarios. El último es el encargado de llamar al paquetero para que se lo lleve. La semana siguiente, el paquetero vuelve con nuevos contenidos”, explica Oroza. Y añade: “El Paquete Semanal es muy inclusivo: contiene productos de distinta tipología y de mucha diversidad. A pesar de que incluya todo tipo de productos, hay gente que sólo adquiere ciertas partes del paquete a menor precio”. 

Por otro lado, SNet (street net) nació como un sistema de redes LAN que fue desarrollado en 2003 de la mano de jóvenes amantes de los videojuegos que querían jugar con sus vecinos a través de la computadora. “A principios de los 2000 los más pequeños querían jugar más tiempo y con más niños, así que empezaron a conectar distintos cables entre sus computadoras hasta que los cables empezaron a cruzar la calle. El único enemigo que tenía hasta entonces este sistema es que estaba robando electricidad al estado”, relata Oroza. Y añade: “Pero SNet creció y se empezaron a liberar los contenidos: se empezó a transferir conexiones a conexiones inalámbricas y aparecieron sistemas de autocontrol mediante 14 reglas inviolables”. 

SNet se convirtió en una enorme intranet urbana inalámbrica autosuficiente e independiente hasta su disolución y regulación por el estado en 2020.

De esta manera, SNet se convirtió en una enorme intranet urbana inalámbrica autosuficiente e independiente hasta su disolución y regulación por el estado en el año 2020. “SNet tenía todos los valores de una red comunitaria”, asegura Oroza. 

El tercer protocolo informático es Revolico, un mercado online cubano de compra y venta. “El origen de este sistema se remonta a las listas de Excel creadas por trabajadores de la isla con información para comprar, vender e intercambiar productos que circulan por dentro de las intranets estatales. En 2007 dos estudiantes graduados de Ingeniería Informática en la Universidad de Cuba deciden crear una especie de página web para intercambiar estos productos y así es como nace Revolico”, explica Oroza. Se trata, pues, de un sitio web para anuncios clasificados que reorganizó y propuso un nuevo uso de las listas de Excel que se utilizaban hasta entonces. 

Revolico es muy rico a nivel de investigación de todo tipo, ya que ofrece mucha información de lo que pasa hoy en día en Cuba.

A día de hoy Revolico tiene una versión online y una versión offline actualizada y distribuida por las matrices de El Paquete Semanal. “Revolico es muy rico a nivel de investigación de todo tipo, ya que ofrece mucha información de lo que pasa en Cuba hoy en día”, concluye Oroza. 

¿Cómo acercar la ciencia a la ciudadanía?

En la segunda parte del episodio hablamos sobre ciencia ciudadana con los y las ponentes de la charla Decidim y ciencia ciudadana participativa del Decidim Fest 2021: Franziska Peter, Maite López, Jesús Cerquides, Olivier Shulbaum y Tayrine Dias. Durante la sesión se presentaron tres iniciativas innovadoras en este ámbito: CoAct, Decidim4CS y el proyecto inDICEs desarrollado por Platoniq.

Ahora bien, ¿qué es la ciencia ciudadana? Se entiende por ciencia ciudadana la investigación científica que cuenta con la implicación activa del público no especializado. En esta disciplina, cualquier persona dispone de conocimiento, herramientas y recursos que pueden contribuir al avance de la ciencia. En palabras de Jesús Cerquides, “la ciencia ciudadana es la idea de incorporar a la ciudadanía como elemento de primer nivel en la creación de ciencia. Se puede hacer en diferentes niveles: por un lado, podemos aproximarnos a la ciudadanía para que nos ayude a capturar o interpretar datos para un proyecto científico y, del otro lado, podemos incorporar a la ciudadanía como un ente mucho más activo y con mucha más capacidad de decisión para que pueda plantearse cuáles son las preguntas científicas que quiere que un proyecto solucione e intentar de vehicular cómo va encontrar la respuestas a todas ellas”. Esto es, precisamente, lo que se quiere conseguir con CoAct, Decidim4CS e inDICEs

La ciencia ciudadana consiste en incorporar a la ciudadanía como elemento de primer nivel en la creación de ciencia.

CoAct es un proyecto Horizon 2020 que invita a personas con problemas de salud mental y sus familiares a participar en la ciencia muy activamente. ¿Cómo? Creando un chatbot para medir las redes de apoyo social a la salud mental.  “Estamos a punto de lanzar el proyecto y hacerlo accesible a todo el mundo. En el chatbot tenemos 220 micro vivencias en cuatro idiomas (inglés, alemán, castellano y catalán) para que personas de todo el mundo puedan conocer y participar en el proyecto”, explica Franziska Peter. 

Por otro lado, Decidim4CS.ml es una plataforma que nace con el objetivo de ayudar a la gente joven a crear sus propios proyectos de ciencia ciudadana para que se involucren activamente. “Con el proyecto también queremos evaluar de qué manera estos proyectos de ciencia ciudadana pueden ayudarnos a conseguir los ODS de la Agenda 2030”, subraya Jesús Cerquides. Y añade: “A través de Decidim4CS aceleramos proyectos de distintas temáticas como, por ejemplo, el proyecto Open17 Water que consiste en desarrollar un sistema de vídeo para detectar las inundaciones y alertar a los servicios de emergencias. Desde Decidim4CS damos soporte en el proceso de los datos y el uso de la inteligencia artificial para conseguir el objetivo del proyecto”. 

Tenemos que educar a la sociedad sobre cómo funcionan los datos para que la ciudadanía se empodere y pueda entenderlos y analizarlos.

inDICEs, en cambio, es un proyecto europeo que intenta encontrar nuevos indicadores y maneras de medir el impacto de la cultura cuando ésta es digitalizada. En el Decidim Fest se presentó una customización de la plataforma Decidim que permite formular hipótesis de investigación de manera activa. “Estamos en el proceso de aprender y seguir desarrollando cómo integrar la visualización de datos dentro de Decidim. Por ello, trabajamos para reimaginar los datos como elementos culturales desde distintas perspectivas como, por ejemplo, los procesos participativos con datos o temas de género”, asegura Tayrine Dias.

Y es que, sin duda, cada vez es más relevante acercar la ciencia a la ciudadanía. “Necesitamos visualización de datos, hacer data literacy y educar a la sociedad sobre cómo funcionan los datos y las visualizaciones para que la ciudadanía se empodere y pueda entenderlos y analizarlos”, concluye Olivier Shulbaum. 

Enlaces del episodio

 

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario